Cocina y recetas

Cómo preparar crepes sin huevos

¿Te has quedado sin huevos o no comes alimentos de origen animal? Te invitamos a probar estas crepes ligeras y muy fáciles de preparar.

Hacer crepes sin huevo no es imposible, y en la época actual es importante poder improvisar para cocinar con lo que tenemos en casa.

Esta es la receta básica para cocinar unas maravillosas crepes sin huevos.

Vas a necesitar:

300 ml de leche vegetal (las crepes hechas con leche de almendras o de avena obtienen un sabor nuevo y muy especial)

130 g de harina.

80 ml de aceite de semillas.

Una cucharada de vainilla. (opcional)

30 g de azúcar.

Preparación.

Lo primero que debes haces es mezclar los ingredientes líquidos (leche y aceite), después añade el azúcar y, por último, la harina tamizada y el extracto de vainilla. Te recomendamos usar un batidor de mano para eliminar los grumos sin aplicar mucha fuerza.

Deja esta preparación en la nevera bien tapada con papel film durante una hora y después prepara las crepes. Este paso es muy importante porque todos los ingredientes deben mezclarse bien. Te aseguramos que esta pequeña espera será recompensada con un sabor inesperado.

Para cocinar las crepes, coloca la mezcla utilizando un cucharón en la sartén caliente y ligeramente untada con mantequilla, deja que se extienda bien moviendo la sartén y espera a que se compacte en la base. Luego dale la vuelta y déjala cocinar por un minuto más. A medida que vayas preparando, colócalas una encima de la otra para mantenerlas húmedas.

¿Cuál es el secreto para unas crepes perfectas?

Además de preparar una buena masa, que esté espesa y sin grumos, es muy importante utilizar una buena sartén. Es cierto que no es necesario utilizar sartenes para preparar crepes, aunque te sugerimos conseguir una, ya que es útil para muchos platillos.

Ahora, veamos algunas recetas útiles, rápidas y deliciosas para poner en marcha lo que hemos aprendido.

Crepes de garbanzos.

Esta receta es deliciosa, ya que cuenta con una mezcla entre salado y dulce. Además, es rica en nutrientes, por lo que está súper recomendada para quienes siguen una dieta sana y equilibrada.

Comienza rellenando las crepes de garbanzos con mermelada para el desayuno o la merienda, y con verduras y queso fresco si es para una comida completa. La harina de garbanzos debe mezclarse bien con el agua y el aceite hasta que quede lisa y homogénea, también debe reposar un rato.

Los ingredientes de esta receta son: 120 g de harina de garbanzos, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta al gusto y 270 ml de agua.

Preparación.

Mezcla todos los ingredientes con un batidor de mano hasta crear una masa homogénea, después agrega la sal, la pimienta y algunas hierbas si quieres obtener un sabor más salado. Ahora agrega una cucharada de azúcar y una pizca de vainilla o canela para la versión dulce. Ten en cuenta que estas crepes se hornean exactamente igual que las pasadas, pero deben ser ligeramente más gruesas.

¿Cómo rellenar crepes dulces?

La mermelada de naranja es un clásico, pero puedes utilizar cualquier otra mermelada. Para los más golosos, las cremas de avellana, almendra o pistacho agregan un gran sabor. Otra opción es la fruta cocida, ya que crea un relleno completo y rico.

¿Cómo rellenar crepes salados?

Si quieres presentar las crepes como un rico segundo plato, puedes rellenarlas con todo tipo de verduras, desde calabacines, berenjenas, pimientos, coliflor, achicoria, acelgas hasta espinacas salteadas en una sartén.

Una combinación muy interesante es con hummus de garbanzos, tomates secos en aceite de aguacate y un chorrito de lima.

Publicaciones relacionadas