¿Cómo prevenir la diabetes? Cepillarse los dientes tres veces al día es de gran ayuda

¿Cómo prevenir la diabetes? Cepillarse los dientes varias veces al día reduce el riesgo de desarrollar diabetes. Esto fue apoyado por un estudio realizado por el Dr. Tae-Jin Song del Hospital de Seúl y el Colegio de Medicina de la Universidad de Ewha Womans. Según el investigador, una mejor higiene bucal reduciría el riesgo de inflamación de la cavidad oral, como la gingivitis, previniendo la aparición de diabetes a largo plazo.

El estudio confirmó que cepillarse los dientes 3 veces al día reduce el riesgo de diabetes, mientras que las enfermedades bucales como la periodontitis o la pérdida de muchos dientes (15 o más) aumentan el riesgo en un 9% y un 21% respectivamente. Según los expertos, la periodontitis se asocia con mucha frecuencia a la diabetes mellitus que se ha definido como la «sexta complicación» de la diabetes.

Los datos sobre los participantes procedían del Sistema Nacional de Seguro de Salud-Cohorte de Examen de la Salud (NHIS-HEALS) de Corea del Sur, incluido el número de veces al día que se cepillaron los dientes (comunicados por los mismos participantes). De las personas, el 17,5% tenía inflamación de las encías, considerada un indicador de mala higiene oral. En un período de 10 años, estos individuos tenían un mayor riesgo de diabetes (+9%) que los individuos con una cavidad oral sana.

En el estudio también se descubrió que cepillarse los dientes tres o más veces al día reduce el riesgo de diabetes en un 8%. En particular, se comprobó también que para los jóvenes (menores de 50 años) cepillarse los dientes dos o tres veces al día se asocia con un riesgo de diabetes reducido en un 10 y un 14% respectivamente. El efecto protector de la higiene bucal era aún más fuerte entre las mujeres. E incluso para los mayores de 50 años que han perdido dientes se asocia con un riesgo 34% mayor de contraer diabetes.

Los autores del estudio, publicado en la revista Diabetology, apoyaron la investigación:

«La presencia de trastornos periodontales y un elevado número de dientes perdidos pueden ser factores de riesgo para la diabetes. La mejora de la higiene bucal puede estar asociada a la reducción del riesgo de desarrollar una nueva incidencia de diabetes».