¿Cómo puedo ayudar a mi gato en su rutina de limpieza personal?

Los gatos son animales muy higiénicos que pueden pasar muchas horas limpiándose solos, pero en ocasiones debemos ayudarlos a limpiar esas partes a las que ellos se les dificulta llegar.

Como todos sabemos, a los gatos en general no les gusta el agua. Seguramente has sido testigo de su pánico al escuchar el grifo o evitar cualquier tipo de contacto con agua. Por eso, a pesar de que ellos son súper aseados, no es malo acudir a ciertos consejos de higiene para ayudarlos en su rutina de limpieza.

Cómo cortar sus uñas.

Las uñas de los gatos son parte fundamental en ellos, porque gracias a ellas pueden marcar su territorio. Después de su cuidado personal, afilarse sus uñas en el rascador es una de sus principales actividades. Se debe estar atento a su estado, ya que al tenerlas demasiado blandas o duras puede ser una señal de problemas de salud.

Es muy importante cortar periódicamente sus uñas. Lo primero que se debe hacer es asesorarse del veterinario para saber cómo proceder sin necesidad de lastimarlo. Luego se aconseja realizar esta acción cuando el felino se encuentre relajado, para así evitar que se mueva bruscamente.

Cómo limpiar sus orejas y su nariz.

Estas son las partes más delicadas y complejas de limpiar de los felinos. Las orejas son un órgano muy delicado y es muy importante asegurarse de no tocar el tímpano para no comprometer su audición. Lo recomendable es utilizar una solución para las orejas e introducirlas en pequeñas cantidades, luego darle un masaje suavemente en la parte externa. Pero si la limpieza es por fuera de sus orejas, solo basta con utilizar un hisopo o una gasa.

En cuanto a su nariz, debemos saber que siempre debe estar húmeda como signo de buena salud en el gato. Para eliminarle las secreciones y la suciedad se debe utilizar una gasa humedecida con un poco de agua tibia.

Cómo limpiar sus ojos.

La limpieza de este órgano es fundamental porque al ensuciarse se pueden acumular escamas que podrían provocar enfermedades graves como la conjuntivitis.

Para proceder a limpiarlos se puede utilizar una gasa humedecida con agua tibia o un algodón empapado de manzanilla que realizará una acción calmante para las rojeces que se les puedan presentar. También se pueden emplear algunas soluciones oftálmicas que se pueden encontrar en el mercado.

Cómo cuidar su higiene bucal.

Su limpieza bucal es muy importante porque evita la formación de caries, sarro y mal aliento, que podría provocar la pérdida de sus dientes o problemas de gingivitis.

Podemos encontrar en el mercado productos para su higiene bucal como aerosoles, dentífricos, colutorios y algunas pastas que tienen una acción protectora y calmante en sus encías y en su cavidad bucal en general. Se puede utilizar un cepillo de dientes específico para ellos y aplicar su pasta de dientes, luego masajear la pasta sobre todos sus dientes y enjuagar. Es fundamental que estos animales se acostumbren desde edades tempranas a la limpieza de sus dientes, para así evitar la acumulación de sarro.