Cómo reconocer una miel verdadera de una falsa y cómo usarla bien para la salud

La miel, aunque es un alimento natural fácil y barato de conseguir, tiene muchas propiedades que son particularmente beneficiosas para la salud. Aparte de sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes o antitumorales, esta dulce sustancia producida por las abejas ofrece un ingrediente de primera calidad para mejorar el sabor de alimentos como la carne, las verduras o la fruta. Sin embargo, es importante comer miel verdadera y no un concentrado de jarabe de glucosa mezclado con un poco de miel del otro lado del mundo.

¿Cómo reconoces una miel de verdad?

Si queremos que la miel sea buena para nuestra salud, debemos elegir un buen producto para aprovechar todas las virtudes de este alimento. Para distinguir la miel natural, es decir, un producto de la colmena que no ha sido mezclado con ningún otro componente, de la miel procesada, a menudo compuesta de azúcar y otros productos y conservantes, he aquí algunos consejos fáciles de seguir.

Para probar la calidad de la miel, tome una pequeña cantidad y viértala en el agua. La miel pura cae naturalmente al fondo y se mezcla difícilmente con el agua, mientras que la miel procesada es más líquida y se mezcla más fácilmente con el agua. Otro truco es verter unas pocas gotas en un papel o una hoja de papel toalla, la miel pura se quedará en la superficie y no será absorbida por el papel mientras que la miel falsa será absorbida por el papel.

Los efectos reconocidos de la miel sobre la salud

Gracias a la trofalaxis, la miel contiene más de 200 sustancias activas que le otorgan sus propiedades curativas. Su contenido antioxidante ayuda a combatir el estrés oxidativo y la inflamación de los tejidos. Sirve para prevenir:

  • La enfermedad cardiovascular,
  • para mejorar el sueño,
  • para aliviar la tos y el dolor de garganta,
  • para fortalecer el sistema inmunológico
  • recuperar la energía cuando estás cansado,
  • curar heridas y quemaduras
  • reducir la inflamación relacionada con el acné

Recomendación: Cómo hacer un remedio contra el choque de invierno con miel y ajo

Actúa como un antibiótico natural y también tendría un efecto prebiótico, beneficioso para prevenir los trastornos digestivos. Los beneficios de la miel para la salud son numerosos, sobre todo porque es un alimento especialmente nutritivo. Para reforzar la inmunidad, especialmente en invierno, no duden en preparar un remedio natural a base de miel y ajo. Para ello, toma de 1 a 3 cabezas de ajo dependiendo del tamaño del recipiente que tengas. Por ejemplo, una taza de miel por cada 10 dientes de ajo. Pele los ajos, córtelos por la mitad y póngalos en un recipiente de vidrio limpio y seco. Cubre el frasco con miel, superponiéndolo un centímetro, y ciérralo. Dejar descansar en un lugar oscuro durante una semana o un mes. Cuando la miel se licue y el volumen disminuya, puedes añadir más.

Este remedio debe utilizarse para fortalecer el sistema inmunológico. Puedes consumir 2 cucharaditas de este preparado cada mañana con el estómago vacío durante una semana. Tómese un descanso durante unas semanas antes de empezar de nuevo. Si no puedes esperar, puedes dejar que el preparado repose durante la noche antes de consumirlo al día siguiente. Tengan cuidado, esta preparación debe hacerse con miel pura y ajo de buena calidad. Vigila la fermentación, no debe haber ningún color u otros cambios sospechosos.

La miel reduce los efectos negativos del alcohol

Un remedio eficaz contra el alcohol. La miel ayuda a reducir el efecto del alcohol en el cuerpo. Se puede tomar con alcohol para ayudar a eliminar las toxinas o al día siguiente para volver a estar en forma más rápidamente. Esto ayuda a eliminar el alcohol y suaviza la intensidad de los síntomas. Puedes preparar una mezcla de miel, agua y limón para desintoxicar el cuerpo.

Una o dos precauciones que hay que tener con la miel

El consumo de miel no está indicado para niños menores de un año debido a la presencia de elementos que pueden causar botulismo infantil. Además, la miel contiene carbohidratos y puede promover el desarrollo de caries y la erosión del esmalte en ausencia de una buena higiene dental.

Fuente : presse santé

También puedes leer: Qué es la pancreatitis, cuáles son los síntomas más comunes, tratamiento y diagnóstico