Cómo recuperar la ropa encogida

¿Tu prenda favorita se encogió en el lavado? Agua demasiado caliente, secado demasiado fuerte y la mala sorpresa llegó rápidamente! Resultado, obtienes una prenda con una talla menos y ya no puedes ponértela más … Si esto te sucede, no te asustes. No tires tu ropa! Sí, existe un truco simple y efectivo, en solo 3 pasos, para agrandar una prenda que se ha encogido. El truco está en remojarlo en agua caliente con acondicionador. Te explicamos como hacerlo:

  1. Llena el fregadero con agua caliente pero no hirviendo.
  2. Agrega una o dos cucharadas de acondicionador ultrasuave y mezcla bien.
  3. Remoja la prenda en la mezcla durante 30 minutos.
  4. Estira suavemente la prenda para que vuelva a su forma original.
  5. Enjuaga la prenda a mano para quitar el acondicionador.
  6. Seca bien la prenda sobre una superficie plana.

Resultado

Ahí lo tienes! La prenda ha vuelto a su tamaño normal.  Rápido, eficiente y económico, ¿verdad? Y, sobre todo sin desperdiciar, porque tu prenda no se irá a la basura!

Este tipo de truco funciona para todo tipo de textiles: algodón, lana, poliéster. Pero también es efectivo para todo tipo de ropa: camiseta, suéter, chaleco o pantalón.

¿Por qué funciona?

Los acondicionadores contienen componentes activos que relajan y hacen que las fibras de la prenda sean más suaves.