Cómo saber si mi hijo es un genio

¿Notas que tu hijo sale con personas un poco mayores o se aburre fácilmente? Aunque no lo creas, estos son dos de los siete signos que podrían señalar que puede que estés criando a un genio.

En el periódico The Sun, Simon Barnes, ex profesor y fundador de la empresa de enseñanza en línea TLC LIVE menciona: «Cada niño es diferente, cada uno crece con su propia personalidad, debilidades y fortalezas. Esto también involucra a los estudiantes que han demostrado altos niveles de inteligencia. Es importante saber que hay muchos tipos de genios en todas las áreas de la vida. Algunos consideran a Cristiano Ronaldo un genio en su área, otros piensan lo mismo de Stormzy.”

Así que, veamos cuáles son los siete signos que te ayudaran a revelar si tu hijo es un genio.

Tu hijo aprende rápidamente.

Si se trata de una nueva habilidad práctica o de ampliar su vocabulario y conocimiento, se trata de un niño que aprende rápidamente. También identifica si se encuentra ansioso por resolver las cosas por sí mismo o por practicar por su cuenta, aprendiendo rápidamente lo que es de su interés o necesario.

Los niños superdotados desarrollan un gran sentido del humor y madurez.

Su sentido del humor puede ser diferente o más maduro que el de sus amigos o contemporáneos. En general parece tener un mayor nivel de intelecto en comparación a sus compañeros y también es capaz de tomar decisiones más maduras.

Son más independientes.

Su madurez puede hacerlos parecer más independientes y que no esté demasiado interesado en las normas sociales que son acordes a su edad. Además, también puede aburrirse y distraerse si se enfrenta a situaciones que no son de su interés o que no van con su forma de pensar y sus opiniones.

Tu hijo nunca se rinde e insiste.

Los niños superdotados muchas veces pueden parecer perfeccionistas. Pero, acompañados de estos altos estándares, muestran una perseverancia muy grande: suelen intentar lo que se proponen una y otra vez hasta que alcanzan el estándar al que aspiran. Puede que no siempre tengan éxito, pero cuando lo consiguen, a menudo sale a la luz un temperamento orgulloso y feroz.

Los niños superdotados no son buenos en todo.

Tu hijo puede tener muchos intereses, pero eso no es suficiente para que él pueda sobresalir en todo. Él siempre está ansioso por probar cosas nuevas y generalmente es un lector muy atento e interesado en los rompecabezas y problemas matemáticos.

Los niños superdotados son muy creativos.

Los estudiantes dotados regularmente muestran una afinidad a la creatividad, pero no solo en las áreas de arte o música. Esta creatividad puede manifestarse en la forma en que resuelve las situaciones problema o en su capacidad para usar su imaginación al momento de jugar solo o con amigos. También puede presentarse al ver como se cuestiona el mundo que le rodea y como aporta su opinión en las conversaciones.

Tu hijo tiene altos estándares.

Cuando ni tu hijo, ni sus compañeros son capaces de alcanzar los estándares que se proponen, pueden llegar a causar frustración. Esta es una de las razones por las que muchos estudiantes que trabajan en un nivel más alto para superarse y afrontar los desafíos y así superar la frustración.