Cómo saber si su perro está sufriendo: síntomas que hablan por él

El primer reflejo que debe tener en caso de que su perro sienta dolor es consultar inmediatamente a su veterinario. Pero aún debe saber cómo reconocer cuando a un animal está sufriendo …

Los principales signos de dolor en los perros

El sufrimiento de un perro a otro puede expresarse de diferentes maneras y dependiendo la ubicación del dolor. Algunos de los indicios de que está sufriendo son fáciles de identificar, como cojear o tener una herida visible. Sin embargo, hay otros que podrían ser más complejos.

Cambio en su comportamiento.

Un perro que sufre puede aparecer postrado, abatido y sentir la necesidad de esconderse en un lugar tranquilo y oscuro de su casa. Igualmente, suele estar más agitado que de costumbre, no se queda quieto, tiene problemas para dormir… Puede negarse a dar un paseo, a dejar su cama, no recibirte como de costumbre, o ser agresivo o irritable cuando vas a él.

Llanto, lloriqueo o gemidos.

El dolor en los perros también puede manifestarse mediante quejas, gemidos anormales y gritos cuando se toca inadvertidamente una zona sensible de su cuerpo. Estos signos suelen producirse en casos de dolor agudo e intenso.

Cojera, cuando el dolor está al nivel de una de sus patas, una de sus almohadillas o incluso su espalda.

Una mirada triste.

Una cola baja cuando su perro suele llevarla alta y alegre, o un paso inusual con el torso arqueado y cabeza baja.

Una negativa a comer cuando está comiendo todo el tiempo.

Respiración alterada. ¿Está tu perro jadeando a pesar de que no hay hecho ejercicio? ¿Su respiración parece más rápida o más superficial? Frecuentemente, estas son señales de dolor.