Belleza

Protege tu cabello teñido del agua del mar

Con la llegada del verano llegan las vacaciones y, para muchos de nosotros, los primeros baños en el mar tras la larga espera de todo un año. Sin embargo, es nuestro cabello el que no se relaja: durante la época estival está sometido al estrés de los rayos solares, que dañan su estructura y lo debilitan, y a los lavados diarios a los que nos vemos obligados a someter por la intensa sudoración y la acción del agua del mar. Los cabellos teñidos son los que más sufren la salinidad y los rayos UV. Por eso, además de tu maleta, deberías preparar un kit de supervivencia para tu pelo.

Agua de mar y el cabello teñido: ¿amigos o enemigos?

Intentemos ir más allá de los tópicos habituales sobre el pelo y el agua de mar, y veamos si un buen baño es realmente tan malo para nuestro cabello. La respuesta es que por un lado, el baño en agua de mar tiene una notable propiedad estimulante, ya que provoca una microestimulación natural del cuero cabelludo, purificando los bulbos pilosos permitiendo un crecimiento más sano y fuerte; por otro lado, hay que tener cuidado con la acción de la sal, que tiende a resecar el cabello y a dañar su estructura, sobre todo para quienes ya lo han debilitado con un tinte.

El problema surge cuando se deja secar el pelo con toda la sal encima, sin aclararlo: los cristales de sal tienden a dañar el cuero cabelludo, provocando sequedad en el cabello, que se agrava aún más por la acción deshidratante del sol que provoca su rotura.

Ahora hemos llegamos al punto más crítico, la relación entre el tinte, el agua de mar y el sol: lamentablemente, como muchas personas han experimentado, el tinte para el cabello sujeto al agua de mar tiende a deshacerse y perder el tono inicial y brillante. Esto no significa que si tienes el cabello teñido estás forzado a encontrarte con colores tonificados o cabello fibroso, sino que debes prestar atención a su bienestar.

¿Qué se debe hacer para proteger el cabello teñido del agua del mar?

No te preocupes de tinturar tu cabello en verano, con los métodos indicado y el uso de productos adecuados, se puede disminuir considerablemente la acción dañina del agua del mar. Si quieres preservar la salud y la belleza de tu cabello teñido, sigue las siguientes recomendaciones:

  • No olvides aclarar el pelo con agua dulce cada vez que salgas del mar. Esto evitará que los cristales de sal dañen el cuero cabelludo, provocando decoloración y puntas abiertas.
  • En lo posible, no laves diariamente tu cabello. Esto no es necesario, ya que el agua de mar ayuda a que el cuero cabelludo se mantenga limpio. Pero cuando lo hagas, no olvides usar agua fría o tibia.
  • Usa productos para cabellos tinturados. Puede sonar a un consejo insignificante, pero muchos todavía no lo siguen. Nunca dejes tu champú y acondicionador para la limpieza del cabello teñido.
  • Al menos una vez a la semana, mima tu cabello con una mascarilla específica antes del champú y utiliza un aceite capilar específico, como el de almendras o el de jojoba, para suavizarlo.
  • Cuando te expones al sol y al mar, es fundamental utilizar un aceite o fluido con filtro UV  para proteger y nutrir las puntas, que son la parte del cabello más afectada por los efectos dañinos del agua de mar combinados con la acción del sol.