¿Cómo ubicar la cama para dormir mejor?

Demasiados enchufes, el televisor o la presencia de plantas en el dormitorio pueden afectar la calidad del sueño.

A muchos, por una razón u otra, les gusta dormir mucho, pero aún así, se despiertan cansados, agotados y, a menudo, incluso nerviosos. Suponiendo que no haya patologías y problemas de salud, la colocación incorrecta de la cama en la habitación podría ser una causa. Según el Feng shui, el antiguo arte geomántico taoísta de China, hay energías para ser explotadas…

Feng shui

Feng shui significa literalmente ‘viento y agua’, los dos elementos que dan forma a la tierra. Según el taoísmo, hay dos principios generales que guían el desarrollo de los eventos naturales, que son el ch’i y el equilibrio dinámico de Yin y Yang. Yin es el principio oscuro y femenino, mientras que yang es el principio luminoso y masculino. En el feng shui, el yin está representado por el agua y el yang es el viento, entendido tal vez más como la respiración, al final, el agua y el aire son indispensables para la vida. Pero en este momento no hay pruebas científicas que muestren todas las hipótesis del Feng shui, solo las antiguas tradiciones que lo están tramando.

Enlaces patrocinados

Dónde ubicar la cama

Para Feng Shui, dormir con la cabeza hacia el norte ayuda a descargar los campos electromagnéticos, una posición que permitiría un sueño más reparador. Al colocar la cama hacia el sur, obtienes más energía para enfrentar el día, mientras que si necesitas concentración, debes poner la cabeza hacia el suroeste.

La mejor posición de la cama es colocar la cabecera contra una pared, puerta o ventana sólida y no frontal. No solo eso, el dormitorio debe colocarse lejos de la puerta principal, y la cama debe seguir la misma regla: dar una sensación de seguridad.

Qué evitar para dormir mejor

Evite dejar la computadora encendida en la habitación, demasiados enchufes o fuentes eléctricas en la habitación porque pueden perturbar el sueño y causar dolor de cabeza. La televisión y las plantas también deben evitarse en el dormitorio: de hecho, estas liberan dióxido de carbono por la noche.