LifeStyle

¿Cómo usar el vinagre en la lavadora?

Muchos no lo saben, pero el vinagre es un verdadero aliado a la hora de lavar nuestra ropa. ¿Quieres saber cuáles son sus beneficios? Aquí te lo explicaremos todo.

El uso de vinagre en la lavadora no es nada nuevo, pero muchas personas no saben cómo utilizarlo de la mejor manera posible. Siendo un ingrediente ampliamente utilizado en la cocina y en la limpieza del hogar, se trata de una sustancia que no deja de sorprendernos, demostrando ser un producto perfecto para todo tipo de necesidades. Ahora sí, revisemos cuál es la mejor manera de utilizarlo en la lavadora.

Vinagre en la lavadora y su uso como suavizante.

El potencial de este ingrediente natural es tan amplio que es imposible saberlo todo, ya que cada vez aparecen más usos y beneficios que podemos poner en práctica en nuestro día a día. Uno de los remedios caseros infalibles es utilizarlo como suavizante para obtener una ropa suave e higiénica. De hecho, a pesar de su fuerte olor, este no se estanca en la ropa y aumenta el efecto de limpieza disolviendo todas las manchas difíciles de tratar. Si te interesa sacar el mayor provecho a estas propiedades, solo tienes que agregar 100 ml de vinagre en la bandeja del suavizante.

El vinagre para eliminar manchas de los tejidos.

Como ya lo hemos mencionado, estamos tratando con un ingrediente natural extremadamente versátil. Además de su uso como suavizante, es posible sacarle provecho como un agente quitamanchas, especialmente para tratar manchas de sudor en la ropa blanca y de color. La mejor forma de hacerlo es diluyendo una cucharada de vinagre de vino blanco en un vaso con agua tibia.

Si las manchas no se retiran con el primer lavado, prueba agregando una cucharada de bicarbonato de sodio. Este elemento también es ideal para los clásicos halos amarillos y para recuperar el brillo blanco de la ropa.

Pero ¿Cuál es la mezcla perfecta para perfumar la ropa usando vinagre? Como suavizante y perfumador natural, el vinagre no siempre es visto como un elemento para perfumar la ropa, especialmente teniendo en cuenta su consistencia y su olor a acre. Para conseguir un aroma final perfecto, te recomendamos utilizar unas cuantas gotas de aceite esencial de limón o de lavanda y ponerlas en la bandeja del suavizante. Esto causará un efecto especial que no solo será beneficioso para las texturas de las telas, sino que también le permitirá conseguir un cuidadoso aroma que transmitirá una sensación de limpieza nunca antes olfateada. Así que anímate a probar estos interesantes consejos, te aseguramos que no te vas a arrepentir.

Síguenos en Google Noticias