Si experimentas estos molestos síntomas puedes tener una deficiencia de Magnesio

Deficiencia de magnesio, estos son los síntomas característicos que pueden ocultar una deficiencia de este mineral en el cuerpo.

Hay muchos síntomas característicos, debido a la falta de magnesio: aquí están las pruebas que hay que hacer para descubrirlo.

El magnesio es fundamental para nuestro organismo por muchas razones. No sólo reduce el riesgo de osteoporosis, sino que también trata eficazmente el estreñimiento y la indigestión. Mantener los niveles correctos de magnesio también significa sentirse bien y ser capaz de facilitar las principales reacciones bioquímicas de nuestro cuerpo. Aquí están los síntomas más comunes de la deficiencia de magnesio y las soluciones para tratarla.

Aunque el magnesio afecta a más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo que ayudan a mantener un nivel saludable de azúcar en la sangre, la presión arterial, la producción de energía y la síntesis de proteínas, millones de personas experimentan síntomas relacionados con la deficiencia de magnesio. A menudo esta deficiencia pasa desapercibida debido a la ausencia de pruebas adecuadas que puedan exponerla. Sin embargo, hay algunos síntomas obvios que identifican la deficiencia, veamos cuáles son.

Fatiga y agotamiento

La alimentación juega un papel crucial en la lucha contra la fatiga y el agotamiento de la energía. Debido a que el magnesio ayuda a producir energía en el cuerpo, su deficiencia hace que la gente sea más propensa a la fatiga. La fatiga es alimentada por el estrés y el mal sueño, entre otros síntomas. La inflamación crónica, cuando se combina con una baja ingesta de magnesio, causa muchas enfermedades importantes como las enfermedades cardíacas y la diabetes. El magnesio maneja la respuesta inflamatoria normal de tu cuerpo.

Otros síntomas típicos de la deficiencia de magnesio

Los niveles de azúcar en la sangre también se ven afectados no sólo por lo que usted come y cuánta energía utiliza su cuerpo, sino también por los niveles de magnesio que ayudan a su cuerpo a metabolizar la glucosa y la insulina. Estudios recientes han demostrado que los bajos niveles de magnesio están relacionados con la resistencia a la insulina, lo que abre la puerta a la llamada prediabetes. El síndrome de las piernas cansadas y los calambres en las piernas también pueden ser causados por los bajos niveles de magnesio. La incómoda necesidad de mover las piernas, especialmente por la noche, además de los calambres en las piernas e incluso los trastornos periódicos del movimiento de las extremidades, puede curarse con un suplemento de esta preciosa sal mineral.

Depresión, un síntoma que puede estar relacionado con los bajos niveles de magnesio

Incluso el estado de ánimo puede verse afectado por los bajos niveles de magnesio. Los cambios de humor y el nerviosismo pueden ser el indicador de una deficiencia de magnesio que amplifica la respuesta al estrés y regula los niveles de dopamina y serotonina, reduciendo así la probabilidad de que se produzcan cambios de humor. Los frecuentes dolores de cabeza y las migrañas pueden tener esta causa. Los bajos niveles de magnesio pueden afectar a la función de las neuronas cerebrales, mientras que su bajo consumo puede provocar migrañas, causando dolores recurrentes, náuseas y vómitos que duran horas y días.

Las pruebas que se harán para detectar la deficiencia de magnesio

Hay pruebas de laboratorio que pueden exponer esta deficiencia. Por ejemplo, la excreción urinaria de magnesio, que se obtiene a través de una recolección diaria de orina, puede darnos una idea de los niveles de magnesio en el cuerpo. La prueba de retención de magnesio, que requiere la medición del magnesio óseo después de una dosis oral o intravenosa de magnesio, también puede ayudarnos. Un análisis de sangre de magnesio en suero es una solución más rápida y fácil, pero puede no dar resultados 100% fiables.

También puedes leer: Las bolsitas de té liberan miles de millones de microplásticos