Con estos trucos acabarás con el pelo graso

Cuando se habla de cabello graso, se refiere a la cantidad de grasa natural (también llamada sebo) que se puede percibir en el cabello. Todas las personas producen grasa natural en su cabello, pero algunas generan más sebo que otras, lo que hace que el cabello se vea mucho más graso.

Las glándulas sebáceas son quienes segregan este sebo, y su función principal es hidratar el cuero cabelludo y el pelo para mantenerlo sano. El problema es cuando el cuerpo produce en exceso este sebo, causando un pelo graso y ocasionando problemas en el cuero cabelludo, ya que al ser algo pegajoso atrapa el polvo y la suciedad, dándole un mal aspecto al cabello.

Las causas principales que hacen que el organismo produzca este exceso de grasa son:

  • Alimentación incorrecta: el consumo habitual de alimentos grasos, dulces y carbohidratos refinados, puede afectar la salud del cabello. En lugar de estos alimentos, se recomienda comer verduras de hojas verdes, legumbres, pescados con ácidos grasos que contengan omega 3, huevos, arroz y consumir mucha agua.
  • Desequilibrio hormonal: la actividad constante de las glándulas sebáceas se encuentra controlada por andrógenos, si estas no funcionan bien pueden producir un exceso de sebo causando dermatitis seborreica.
  • Champú inadecuado: si se utiliza productos que no sean de origen natural o hechos con sustancias demasiado agresivas, podría generar que se elimine por completo el sebo que produce el cuero cabelludo, lo que ocasionaría que el cabello no esté suficientemente protegido, ya que el sebo origina una capa hidrolipídica que protege a la piel de los agentes naturales como el sol, el frío y las bacterias.
  • Estrés: la parte emocional también influye muchísimo en la producción de exceso de grasa.

Consejos para tratar el cabello graso:

  • Se recomienda lavar el cabello con productos delicados y no agresivos, que contengan un pH neutro.
  • Se debe lavar el cabello tres veces por semana, porque al hacerlo se eliminan las grasas acumuladas.
  • Evita usar demasiada agua caliente al lavarlo, ya que así no se estimula la microcirculación. Frota el cabello con una toalla luego de lavarlo. Procede a secar el cabello con un secador sin acercarlo demasiado.
  • Evita el uso de productos como acondicionadores o cremas para peinar, esto hace que el cabello se vea aún más graso.
  • Tener una dieta sana y equilibrada es fundamental.

Productos naturales que pueden ayudar:

Vinagre de manzana: ayuda a equilibrar el pH del cuero cabelludo disminuyendo el problema, gracias a sus propiedades antibacterianas y astringentes.

Bicarbonato: basta con aplicarlo en las partes más grasas del cuero cabelludo y dejarlo actuar por 10 minutos, repetir esto cada dos semanas.

Arcilla verde: esta mascarilla natural ayuda a eliminar el exceso de sebo.

Aceites esenciales: son compuestos naturales de origen vegetal que proporcionan diversos beneficios al cabello. Solo se debe aplicar unas gotas, luego de realizar una mezcla con diferentes aceites.

Mascarilla con ortiga y té negro: la ortiga es una planta que tiene los mismos beneficios que el bicarbonato, por lo tanto, es un aliado para combatir el sebo y la caspa. Prepare una mascarilla con ortiga y una bolsa de té negro, mezcle bien y aplique sobre el cabello dejando actuar por 20 minutos, luego lavar el cabello con el champú indicado.