LifeStyle

Conoce cómo hacer la mejor ‘dieta’ sin rebotes

Seguir una dieta estricta solo por temporadas no es la solución para perder peso y lucir una silueta bien definida. De hecho, cuando haces esto sueles perder nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de tu organismo. Por ello, es importante que sepas que hay otros tipos de “dietas” que sí pueden brindarte sólidos beneficios sin comprometer tu salud.

No estamos hablando de una dieta milagrosa de tipo exprés, sino de adoptar hábitos alimenticios saludables y una rutina de entrenamiento físico.

¿Por qué adoptar una rutina saludable?

El sobrepeso y la obesidad son enfermedades que se adquieren a lo largo de la vida, nadie nace con ellas. Por ende, son prevenibles. Pero para ello debes adoptar prácticas saludables en lo que concierne a la alimentación y a los ejercicios físicos.

Ambos son aliados que deben estar presentes desde el nacimiento, es decir, iniciando por la lactancia materna de manera exclusiva hasta los 6 meses, y luego complementando la alimentación con los nutrientes adecuados en función de las particularidades de cada cuerpo.

Una alimentación balanceada acompañada por la práctica frecuente de un entrenamiento físico correcto es fundamental tanto para lucir un buen cuerpo como para prevenir diferentes enfermedades crónicas como cáncer, osteoporosis, diabetes, hipertensión, afecciones cardiovasculares, entre otras.

De allí que uno de los principales enemigos del organismo sea una alimentación baja en nutrientes y una práctica de ejercicios deficiente.

Consejos para seguir una rutina saludable

La recomendación principal es acudir a un profesional de la medicina para que te realice una valoración completa a fin de conocer tu estado de salud general. Y, considerando esa información, podrás establecer una rutina acorde a las especificaciones de tu cuerpo según sus indicaciones.

De igual modo, puedes aplicar una serie de consejos complementarios para llevar una rutina saludable durante todo el año y no solo en una temporada. Esto es lo que puedes hacer.

·        Realiza 4 comidas al día

Eso sí, ante todo da importancia a los alimentos saludables y naturales pertenecientes a todos los grupos alimenticios. Es decir, vegetales, legumbres, frutas, cereales integrales, huevos, carnes magras, lácteos descremados, etc.

·        Toma suficiente agua

Mantener una adecuada hidratación es fundamental para que el organismo pueda efectuar sus funciones priori de manera óptima. Los profesionales recomiendan tomar un mínimo de 8 vasos de agua por día.

·        Practica ejercicios físicos

Un mínimo de 30 minutos de forma diaria será más que suficiente para mantenerte activo. Esto evita el sedentarismo y a la vez podrá prevenir diferentes enfermedades crónicas. Asi que ¡muévete!

Finalmente, se recomienda evita el consumo excesivo de alimentos y bebidas procesadas, ya que son altas en grasas, azucares y sodio. Si tienes en cuenta estos consejos, harás la mejor ‘dieta’ de todas.

Metatítulo: Dieta sin rebotes: alimentación saludable y ejercicios físicos

Metadescripción: Si crees que la única forma de estar sano es haciendo dietas estrictas y excluyentes, te equivocas. Adoptar una rutina saludable aporta mejores resultados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.