Conoce las 8 plantas aromáticas que puedes tener siempre en casa

Las plantas aromáticas tienen la facilidad de adaptarse a diversas condiciones climáticas y a todo tipo de suelo, lo que permite poder cultivarlas en casa y disfrutar de su delicioso aroma.

También nos ofrecen grandes beneficios al momento cocinar, ya que otorgan a nuestros platos un gran sabor y aroma. Además, podemos utilizarlas como remedios caseros o infusiones para algunas dolencias o enfermedades. Son fáciles de cultivar incluso en macetas pequeñas.

Estas son las 8 plantas aromáticas que podemos cultivar en casa durante todo el año y sin mucho esfuerzo

Orégano: debe estar expuesta siempre a la luz solar, ya que sufre de temperaturas muy bajas, por lo tanto, en invierno lo mejor es mantener esta planta en interiores. Antes de consumir orégano en nuestras comidas es necesario secarlo primero, cortando las ramas de la planta y colocándolas en un lugar oscuro y seco.

Romero: el romero es una de las plantas aromáticas que más se usa en nuestras preparaciones culinarias. Es una planta que crece bastante rápido y no necesita mucha agua. Si la cultivamos al aire libre, en invierno se recomienda envolverlo con láminas de plástico para que se proteja de las temperaturas bajas.

Perejil: se adapta a todo tipo de suelo y se puede cultivar tanto en el interior como por fuera, aunque se recomienda escoger un lugar en el que esté directamente expuesto al sol. Lo ideal es que se riegue al menos una vez al día y no colocarla cerca a otras plantas.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Tomillo: es una planta que emite una gran fragancia, por lo que es perfecta para cultivar en casa. Se debe sembrar en un lugar bastante soleado, ya que las bajas temperaturas del invierno la pueden dañar. Se aconseja que en los días de invierno se coloque la planta cerca de la ventana para que no deje de recibir los rayos del sol.

Salvia: es una planta ideal para mantener en casa porque se adapta a todo tipo de suelo y sus cuidados son muy pocos. Lo único que se debe tener en cuenta es no agregar demasiada agua al momento de cocinarla.

Menta: es una de las plantas aromáticas más sencillas de cultivar. Pero se debe exponer al sol casi siempre para incentivar su producción de aceites esenciales y que su sabor sea más intenso.

Laurel: es la planta aromática que en condiciones óptimas mayor crecimiento tiene, incluso puede convertirse en un árbol. Por lo que, es más fácil de cultivar en un jardín o en una maceta grande. Esta planta se acondiciona mejor a los climas mediterráneos y suaves.

Albahaca: es una de las plantas aromáticas más utilizadas y que más se conocen alrededor del mundo. Su cultivo es muy fácil, solo se aconseja no exponerla a la luz solar directamente y regarla con frecuencia, pero sin dejar agua acumulada en ella.