Salud

¿Conoces el skyr? Es muy saciante y contiene muy pocas calorías

El skyr es un queso rico en proteínas y con muy pocas calorías. Este producto lácteo de origen sueco, que con frecuencia se confunde con un yogur, es en realidad un queso fresco y, como tal, una gran fuente de proteínas. De hecho, tiene aproximadamente tres veces más que el yogur común.

Si te encuentras a dieta y te dan ganas de un queso delicioso, versátil, con proteínas y muy bajo en calorías, te recomendamos probar el skyr.

Por ser un producto lácteo, fresco y cremoso, se puede utilizar de diversas formas. Desde el desayuno hasta el almuerzo, pasando por la preparación de todo tipo de platos, es un alimento muy versátil y delicioso.

¿Cuántas calorías tiene realmente?

Normalmente 100 gramos contienen solo 65 calorías, 12 gramos de proteínas, muy pocos carbohidratos y grasas, según la calidad del producto que escoja. Son valores nutricionales que hacen de este alimento algo perfecto para una dieta sana y equilibrada.

Gracias a sus propiedades, el skyr es capaz de mejorar la salud del intestino y, por la cantidad de vitaminas y sales minerales que contiene, es muy útil para el bienestar de todo el organismo.

¿Cómo podemos comerlo?

Puedes incluirlo en tu desayuno acompañado de una ración de fruta fresca y frutos secos. En cuanto al almuerzo o la cena, lo puedes agregar a las ensaladas o utilizarlo para enriquecer salsas o sopas. Asimismo, se puede comer como un queso normal y untar sobre el pan.

Debido a su sabor que es más bien neutro, el skyr también permite la preparación de postres como tiramisú o tartas de queso.

En conclusión, es un gran aliado para conservar la línea y, lo más importante, es que es un verdadero amigo de la salud.

Un producto lácteo realmente valioso que cualquier persona que se encuentre a dieta y anhele experimentar algo nuevo estará muy feliz de poder probar. De esta manera, será posible disfrutar de platos muy saludables y sin dejar a un lado el sabor.

Publicaciones relacionadas