¿Conoces ya los beneficios de la copa menstrual y las toallas sanitarias lavables?

A causa de las preocupantes cifras que advierten que las toallas higiénicas y los tampones desechables se ubican dentro de los productos más contaminantes que existen en el planeta, las toallas sanitarias lavables son una de las alternativas más higiénicas y ecológicas en la salud íntima de las mujeres. Una mujer podría llegar a utilizar entre 10 mil y 14 mil toallas sanitarias en el transcurso de su vida.

¿Qué son las toallas sanitarias lavables?

Este tipo de toallas lavables funcionan igual que las toallas desechables, se colocan encima la ropa interior y se sujetan con botones. Son fabricadas en tela y algodón, elaboradas de gran manera para retener olores y líquidos de forma correcta. Tienen una duración hasta de 5 años y lo único que se requiere para su cuidado es lavarlas bien y enjuagarlas con agua fría.

Debido a su parecido con las toallas desechables, probablemente las encuentre más fáciles de utilizar que la copa menstrual. Desde luego, no necesitas practicar ni aprender a usarlas. No obstante, asegúrate siempre de adquirir toallas sanitarias lavables que estén certificadas y fabricadas con material hipoalergénico para una mejor comodidad sin necesidad de poner en riesgo su salud.

¿Qué es la copa menstrual?

Debemos empezar diciendo que estas copas están fabricadas con materiales hipoalergénicos. Tiene sus ventajas y desventajas, ya que al inicio, no será nada fácil.

Es fundamental hervirla todos los días del ciclo menstrual y cuando la vayas a guardar para el próximo mes. Rápidamente te acostumbrarás a usarla y se convertirá en tu gran aliada. Luego de que hayas elegido el modelo y te acostumbres a ella, te podrás dar cuenta de que es un método perfecto. Es ideal para todas las mujeres, en especial para las deportistas y para aquellas mujeres que están por fuera todo el día. De hecho, la copa puede sostenerse hasta por doce horas, y si se introduce adecuadamente y no gotea, puedes incluso nadar, correr, saltar todo el día sin ningún problema. Estas copas menstruales pueden tener una duración hasta de 10 años.

Otra gran razón para utilizar estos dos productos para el cuidado de la higiene femenina es el ahorro. Tal vez has leído del impuesto a los tampones y a las toallas higiénicas que se establece en un 10%. Y es que, el costo de una mujer anualmente en comprar toallas sanitarias mensuales se ha calculado en 675 euros.

Podemos decir entonces que al comprar una toalla sanitaria lavable o una copa menstrual, puede disminuir drásticamente este valor, adquiriendo tan solo un producto que puede durar entre 5 a 10 años. Asimismo, todos estos desechables hasta el año pasado eran muy difíciles de reciclar y generaban una gran cantidad de residuos anuales, alrededor de 900 toneladas.