Belleza

Cómo cuidar nuestra piel a partir de los 30 años

Ha llegado el momento de soplar una velita más en tu pastel de cumpleaños… y a la hora de abrir regalos piensas en todo lo que quieres que la vida te obsequie en ese nuevo año de vida, pero especialmente deseas desde el fondo de tu corazón que puedas seguir sintiéndote joven y bella, aún con el paso de los años.

Por eso es tan importante  que si ya has pasado de los treinta o más, prestes especial atención a algunas rutinas de belleza que pueden ayudarte a lucir una piel saludable y bonita.

Una de las primeras recomendaciones -válida para todas las épocas de la vida-  es el uso frecuente (preferiblemente diario) de bloqueador solar, el cual nos protege del envejecimiento asociado a los efectos dañinos del sol y los rayos solares y aunque cada producto contenga un mayor o menor factor de protección, lo que sí es cierto es que es fundamental contrarrestar y controlar las consecuencias que trae la elevada exposición a los rayos Ultravioleta (UV) y UVB (un tipo de rayo solar más nocivo), los cuales como seguramente habrás oído pueden dar pie a enfermedades que afectan la pigmentación de la piel o porque pueden volverla cuarteada y áspera, generando arrugas y posibles manchas.

  • Tomar mucha agua: el principal elemento de la naturaleza siempre será bienvenido a nuestra vida ya que esta brinda la hidratación que el cuerpo pierde a causa de su actividad diaria. El agua que ingieres ayuda a tu digestión y a que luzcas vital, reflejando esa vitalidad en la piel de todo tu cuerpo.
  • Una adecuada alimentación compuesta de variadas frutas y verduras: estas contienen las vitaminas y nutrientes que el organismo requiere para su funcionamiento. Importante consumir aquellos en los que está presente la Vitamina E (la encuentras en productos como el pimentón, las almendras, el maní, las espinacas y el mango, entre otros) además porque que aporta Colágeno, un elemento que brinda elasticidad y firmeza a la piel, cuyas células se regeneran de forma natural cada tres semanas aproximadamente.

De igual forma la aplicación frecuente de mascarillas elaboradas a base de productos naturales como la papaya (la cual tiene un efecto aclarante) o la avena combinada con yogurt, miel y/ o azúcar que actúa como excelente exfoliante,  le aporta nutrición extra a tu rostro, además de que se pueden aplicar en zonas resecas como codos o usar como humectante de manos.

  • Es muy importante que te desmaquilles en las noches pues es en este tiempo de descanso reparador  que tu rostro absorberá los elementos que contienen las cremas, tónicos y/o exfoliantes que te aplicas, siendo esta una rutina que en lo posible se debe repetir en la mañana con el fin de hidratar y tonificar la piel. Recuerda que aunque no te hayas maquillado en el día, la piel acumula impurezas que debes retirar, por lo cual es recomendable que busques la asesoría de un/una profesional que te indique los productos específicos que requiere tu tipo de piel.
  • Ten presente que debes evitar el uso de sustancias tóxicas para tu cuerpo como el cigarrillo o un alto consumo de alcohol porque estos elementos inciden y afectan todo tu organismo, siendo la piel una de las áreas más afectadas por su ingesta.
  • Un tip al que puedes acudir es el uso de hielo en las mañanas y/o en las noches porque la temperatura  del agua congelada contribuirá a que se cierren los poros  y en consecuencia  al estar más sana la piel,  tu maquillaje se podrá fijar mucho mejor. Recuerda que  los poros abiertos acumulan más fácilmente las impurezas, ocasionando bacterias que pueden derivar en acné. En este caso es aconsejable una exfoliación ya sea de las que realizas con recetas caseras, aunque es aconsejable también recurrir a un esteticista o experto, eso sí teniendo siempre presente que debes evitar el área sensible alrededor de los ojos.
  • Ten presente que  debes protegerte también de las luces emitidas por las pantallas de los computadores, por lo que el bloqueador solar debe  estar presente en tu cartera, en tu cuarto de baño y en todas tus rutinas de belleza pues su uso frecuente puede llegar a ser uno de los mejores amigo de tu piel.
  • Dos sugerencias para finalizar. El agua de rosas es un tónico facial natural que aportará frescura a tus rutinas de belleza: te recomendamos que la pruebes en las noches antes de acostarte y en las mañanas luego de bañarte, basta un algodón y una aplicación cuidadosa en la superficie de tu rostro; el agua de pepino envasada y puesta en la nevera también funciona como tónico natural y puede durarte varios días. También es aconsejable revisar y cambiar cada cierto tiempo tu kit o caja de maquillaje ya que las sombras, polvos, labiales y demás tienden a acumular mugre y bacterias que ¡están allí aunque no las notes!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *