Aquí están los consejos de un chef internacional para preparar un exquisito salmón 

La mayoría de nosotros cocinamos el salmón en casa. El gran chef Kari Aihinen dice en un sitio web finlandés que cocinar el salmón es bastante común en las mejores cocinas. Sin embargo, un tiempo de cocción demasiado largo afecta negativamente al sabor del salmón y hace que la comida sea insípida y seca.

Esta es una sencilla guía bajo la dirección de Kari Aihinen que le ayudará a preparar el salmón al horno perfecto.

Lo más importante es cocinar el salmón a una temperatura suficientemente baja. Según el chef, la temperatura correcta para asar el salmón es de unos 135-150 grados.

El termómetro para la temperatura del aceite debe ser utilizado en la preparación del salmón, ya que asegura la temperatura interna perfecta para el salmón que se va a cocinar. De acuerdo con el consejo del chef, el salmón todavía está crudo a 30-40 grados y completamente cocido a 60 grados. Además, la temperatura interna óptima para el salmón es de 42 grados.

Sin embargo, también depende del tipo de salmón que le guste. El salmón tarda unos 15-30 minutos en cocinarse en un horno de baja temperatura, dependiendo del tamaño.

Guía sencilla para asar salmón:

  1. Precaliente el horno a 135-150 grados. Las temperaturas más altas aceleran la cocción del salmón, pero afectan negativamente al sabor.
  2. Añade un poco de aceite a la sartén y papel de horno. Freír el salmón en la sartén durante unos momentos con la piel hacia abajo. Frota un poco de aceite y sal en la superficie. En este punto, puede añadir más especias si lo desea.
  3. Hornee los filetes de salmón en el horno durante unos 15-30 minutos. Utilice el termómetro de aceite y compruebe la temperatura interna del salmón hasta que alcance los 42 grados.

¡Utilice esta sencilla guía para preparar el salmón asado perfecto!

¡Comparte esta receta con todos!