Salud

Consejos para combatir y evitar la gastroenteritis

Necesitamos beber mucha agua y favorecer alimentos como el pan, el arroz y la carne blanca. Evite los platos grasos, los condimentos masivos y las especias.

La gastroenteritis, a menudo llamada erróneamente influenza intestinal, es una enfermedad infecciosa que afecta el estómago y los intestinos. El origen puede ser viral, bacteriano o parasitario (más raro): de hecho, puede ser contraído por contagio directo o a través de la ingesta de alimentos y líquidos infectados.  Otras causas pueden ser el abuso del alcohol, el cambio de hábitos alimenticios, la toma de antibióticos, etc.  La infección provoca una inflamación de las paredes del estómago que causa síntomas como diarrea, vómitos, calambres abdominales y, en algunos casos, fiebre».

¿Qué es la gastroenteritis?

Es una enfermedad infecciosa muy frecuente durante el período invernal (entre noviembre y marzo) en todas las zonas del planeta con clima templado. Los bebés y niños menores de 5 años o adultos mayores de 70 años son los más afectados. Generalmente, la gastroenteritis no dura mucho tiempo, pero debe ser mantenida bajo control porque la deshidratación que se produce puede ser peligrosa especialmente para los ancianos y los niños.

No hay una cura específica excepto esperar a que la enfermedad siga su curso. Sin embargo, es esencial reducir y/o aliviar los síntomas, reintegrando los líquidos y sales perdidos, tomando fermentos lácteos, útiles para restablecer el equilibrio de la flora bacteriana, y siguiendo una dieta sencilla. Los síntomas son variados y afectan tanto al estómago como al intestino. Pueden manifestarse en forma de: vómitos, náuseas, diarrea y dolor abdominal. Sólo en algunos casos, pueden ocurrir en forma de fiebre. Comienzan repentinamente y retroceden en pocos días».

¿Cuáles son las causas?

La inflamación depende de la ingestión de alimentos o agua contaminados, o a través de las manos sucias. En algunos casos, la infección también puede ocurrir cuando se está en contacto cercano con una persona infectada, por ejemplo al compartir comida, bebida o platos.

¿Qué se recomienda comer durante la inflamación?

Para compensar la pérdida excesiva de líquidos, beba mucha agua: agua, té y tisanas, caldos, jugos y zumos. Evite las bebidas que contengan cafeína y alcohol. Es bueno no ayunar, sino comer alimentos de color blanco, prefiriendo alimentos fácilmente digeribles como el pan, el arroz, el pescado y la carne blanca.

Evite los alimentos difíciles de digerir, así como los platos grasos, demasiado condimentados, salados o picantes. Limite las verduras mientras la diarrea persista, especialmente evite las crudas. Las frutas y verduras crudas contienen más fibra y agua y pueden facilitar las evacuaciones intestinales. También es posible utilizar probióticos, como el lactobacilus (que se encuentra típicamente en el yogur), que pueden reducir la diarrea en un día promedio».

¿Qué tienes que comer en la recuperación?

En la fase de recuperación es posible reintroducir poco a poco las verduras y la fruta. Después, puede volver a introducir el yogur y, en pequeñas dosis, incluso la leche. Evite los alimentos con alto contenido de grasa o de azúcar y los alimentos fritos. Evite las especias variadas, el chile, el ajo.

Cómo prevenir la enfermedad

Para reducir el riesgo de contraer gastroenteritis es necesario:

  • Lávese bien las manos con jabón y agua tibia;
  • Desinfectar las superficies potencialmente contaminadas como la mesa, las mesas de juego de los niños, las superficies de preparación de alimentos;
  • Evite compartir toallas, cubiertos, vasos, almohadas, que podrían estar contaminados;
  • Evite los alimentos y las bebidas que puedan estar contaminados, especialmente cuando viaje a países con condiciones de higiene deficientes.

 

También puedes leer: El alga espirulina, una maravilla para nuestra salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.