Consejos para decir adiós a las uñas frágiles, astilladas y rotas

¿Tiene las uñas frágiles, astilladas y rotas? Aquí le daremos varios consejos y trucos para tener uñas sanas, fuertes e hidratadas, evitando las molestas roturas o astillamientos.

Tener uñas frágiles que se rompen y tienden a astillarse es una característica común de muchas personas, y no hay duda de que una uña rota o astillada es capaz de arruinar instantáneamente incluso la mejor manicura.

La solución más eficaz es ciertamente «igualar» todas las uñas, cortando y limando las demás también, pero ¿por qué no tratar de evitarlo? De hecho, las uñas resecas y deshidratadas se someten más fácilmente a pequeños traumas, como la rotura y la descamación, pero cuidarlas e hidratarlas a fondo puede prevenir todos estos molestos problemas haciendo que crezcan fuertes y sanas.

Así que aquí están todos los consejos para tener uñas sanas, fuertes e hidratadas evitando la rotura o la descamación.

Evita los tratamientos invasivos y frecuentes

Los tratamientos como la reconstrucción o la eliminación del esmalte de uñas de gel (especialmente si no se realizan correctamente y por profesionales) pueden, a largo plazo, debilitar las uñas o empeorar la descamación y la rotura. Pero incluso el uso de simples esmaltes de uñas y su eliminación con acetona o disolventes puede ser estresante para las uñas, especialmente en momentos de especial fragilidad. Intente alternar estos tratamientos con períodos en los que deje las uñas «libres» y naturales; además, puede aprovechar estos momentos para aplicar regularmente productos nutritivos y curativos para que sus uñas estén aún más sanas y fuertes.

Proteger las manos y las uñas

Para tener uñas fuertes y sanas, también es importante tratar de evitar el contacto repetido con los productos químicos presentes en los productos de limpieza, como el jabón para vajilla o los diversos detergentes, pero también los pequeños traumas que pueden resultar del uso de cuchillos u objetos afilados, que pueden debilitar las uñas. ¿La solución? ¡Usa guantes de cocina! En el mercado se pueden encontrar muchos, desde los resistentes a los cortes, hasta los de goma para lavar platos o para hornear, para evitar quemaduras. Además de proteger la salud de las uñas, los guantes también pueden ser muy útiles para preservar la durabilidad del esmalte de uñas.

Cuide sus uñas

Para hidratar profundamente las uñas y evitar que se rompan y se descascaren, es importante utilizar diariamente productos específicos, como una crema hidratante para las uñas y las manos o un aceite nutritivo que se aplique sólo en las uñas y las cutículas. Los tratamientos curativos y fortalecedores en forma de esmalte de uñas también son muy útiles, porque pueden aplicarse fácilmente como base de prepulido o por sí solos, haciendo que la uña esté brillante y sana.

Además, use mascarillas para las manos de vez en cuando para maximizar el efecto hidratante.

También puedes leer: ¡Laxantes naturales que harán feliz tu despertar!