LifeStyle

Consejos y remedios naturales respetuosos con el medio ambiente para alejar abejas, avispones y avispas

Todos son insectos que pueden causar serios problemas en caso de picadura. Pero las abejas son un recurso para nuestro medio ambiente: aquí hay algunos consejos naturales para eliminarlos sin dañarlos.

Las abejas son de un valor incalculable para la defensa de nuestro ecosistema y están cada vez más en riesgo debido al uso cada vez mayor de insecticidas y pesticidas: no matarlos pero mantenerlos alejados con métodos naturales es una opción responsable y ecológica para evitar dramáticas consecuencias ecológicas.

A continuación, descubrimos cuáles son los remedios naturales más efectivos para alejar abejas, avispas y avispones sin crear daños ambientales y consejos para evitar ser picados y pasar un día al aire libre en paz.

Remedios naturales

El café es uno de los remedios más efectivos para mantener alejadas a las abejas, así como las avispas, avispones, chinches y otros insectos. Su fuerte aroma es intenso y agradable para los humanos, ya que es insoportable para las abejas y las avispas.

Simplemente coloque un poco de polvo de café molido en un recipiente pequeño a prueba de fuego, como un cenicero, un candelero o un recipiente de aluminio, préndalo en fuego y deje que emita un humo particularmente denso y fragante. Es un método simple y seguro que puede usar en una ventana o en el jardín, para que pueda disfrutar del aire libre en paz.

Entre los remedios naturales «caseros» también se encuentra el ajo, que una vez agregado al agua del rociador con el que riega las plantas, eliminará las abejas, avispas y otros insectos.

Otro remedio efectivo es preservar las cáscaras de los pepinos y colocarlas en el jardín o en los alféizares de las ventanas.

Estos remedios naturales, ciertamente más fragantes que los anteriores, están compuestos por plantas y aceites esenciales: la esencia del laurel, el aceite de eucalipto y el de lavanda tienen un alto poder repelente, al igual que las plantas de citronella, geranio, alcanfor, laurel y albahaca.

Puede cultivarlos en el jardín, en la terraza o en los alféizares de las ventanas, o agregar unas gotas de aceite esencial en los difusores de la habitación de su habitación.

Además, también puede usar unas gotas de estos aceites esenciales en la ropa, en la piel o en el pelaje de sus mascotas, a fin de mantener alejados a los insectos.

Puede obtener un buen cóctel para mantener alejadas a las abejas y evitar el riesgo de picaduras al mezclar pequeñas cantidades de citronela, lavanda, menta, árbol de té y aceite esencial de jojoba en un difusor en aerosol, luego rocíe sobre las partes expuestas del cuerpo.

Finalmente, otros remedios útiles para mantener alejadas a las abejas, avispas y avispones, son las tabletas de alcanfor o naftalina, que se colocan dentro de bolsas colocadas en puntos estratégicos, como puertas o ventanas.

La importancia de la prevención.

La prevención es el arma más efectiva para evitar que las abejas entren en su hogar o construyan un nido.

Coloque algunas mosquiteras en las ventanas, selle las grietas o fisuras colocadas a lo largo de los muros perimetrales con masilla, verifique periódicamente las áreas donde podrían anidar (como áticos, cajas de persianas y grietas) y asegúrese de que no haya panales en construcción.

También llene las cavidades de las paredes con espuma expandida y trate de manejar mejor los desperdicios y los alimentos, evitando dejar sustancias azucaradas, carne o proteínas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.