Salud

El consumo en exceso de fructosa pone en riesgo su sistema inmunológico

Muy utilizada en forma de jarabe en la industria alimentaria por su gran poder edulcorante, la fructosa es, sin embargo, perjudicial para la salud si se consume en exceso. Numerosos estudios han demostrado que favorece la aparición de la diabetes de tipo 2, las enfermedades cardiovasculares y la enfermedad de Alzheimer. También se cree que empeora el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Según investigadores de la Universidad de Bristol y del Instituto Francis Crick de Londres, la fructosa también podría degradar el sistema inmunológico cuando se consume en grandes cantidades. En un estudio publicado en Nature Communications, demuestran que la fructosa provoca inflamación en el sistema inmunológico y que este proceso produce más moléculas reactivas asociadas a la inflamación.

Esta inflamación puede dañar las células y los tejidos y contribuir a que los órganos y sistemas del cuerpo no funcionen como deberían, lo que podría provocar enfermedades.

Además, el trabajo permite comprender mejor la relación entre el consumo de fructosa y la aparición de la diabetes y la obesidad. La causa es la débil inflamación que provoca en el sistema inmunitario.

«Nuestro estudio es emocionante porque nos acerca a la comprensión de por qué ciertas dietas pueden conducir a una mala salud», confirmó la Dra. Emma Vincent, de la Facultad de Medicina de Bristol, que dirigió el estudio.

También puedes leer: Los alimentos que ayudan a reducir los niveles de glucosa en la sangre

Publicaciones relacionadas