¿Controlar el peso con frecuencia es lo correcto? Todo lo que no sabes sobre la báscula

Este artículo va dirigido a todas aquellas personas que dependen en gran medida del control de su peso en la báscula y, casi como si fuera una droga, insisten diariamente en pesarse en busca de diferencias mínimas de peso, en comparación con el día anterior, confiando en la idea de adelgazar.

A menudo se escucha decir: «En este mes he perdido 3 Kg, he mejorado», o «en este mes he perdido sólo 1 Kg, desgraciadamente no he obtenido ninguna mejora»: todo esto hace comprender lo fuerte que es la convicción de que las mejoras y el bienestar dependen de los valores de una báscula. Pero esto no es así.

¿Controlar el peso con frecuencia es lo correcto?

La báscula apenas nos dice la composición corporal y nuestra pérdida de peso. Una báscula puede ser igual que una bruja malvada, te engaña, te seduce y luego te abandona en una total desesperación; es astuta, quiere tu maldad y crea un vínculo muy estrecho contigo, tanto que nace una especie de adicción difícil de romper.

Lamentablemente, la estrecha dependencia a la báscula lleva a algunas personas a desistir del compromiso de continuar con el tratamiento dietético-terapéutico, porque sólo se preocupan por el peso numérico que leen en la pantalla y, por lo tanto, pierden peso en cada control, sin entender que no es importante cuánto peso se pierde sino cómo se pierde.

En primer lugar, el peso varía y fluctúa tanto en las distintas fases del día como en función de muchos factores: será diferente al levantarse que por la tarde, cambia durante el ciclo menstrual y en los días que lo preceden (aumenta la retención de agua), antes y después de la menopausia, cambia durante un período de estrés, de estreñimiento; el peso también varía en función de los fluidos corporales y de la ropa que se usa al pesar, y también de la calibración del instrumento en uso. Además, muchas personas suelen confundir el aumento de peso con la hinchazón abdominal.

Perder o tomar algún valor en la báscula no significa en realidad ganar o perder peso

Este es un fenómeno debido a la mala digestión, la retención de liquidos, el estrés, la intolerancia, etc.; se entiende que la hinchazón también puede estar asociada con el aumento de peso, y erróneamente se asocia con el aumento de la masa grasa. Por lo tanto, ver el valor de la variación del peso en la báscula no es un valor fiable, los factores que causan estas variaciones pueden ser múltiples y perder o tomar algún valor en la báscula no significa en realidad ganar o perder peso.

Por medio de un análisis de bioimpedancia se puede comprender con precisión si estamos perdiendo peso adelgazando o pereciendo (pérdida de peso asociada a la pérdida de masa magra), o si estamos ganando peso engordando o aumentando la masa magra, o por exceso de líquidos de retención: este análisis instrumental evalúa, por lo tanto, la masa magra, la masa grasa, los líquidos extracelulares e intracelulares, dan indicaciones sobre nuestra composición corporal, que es lo que realmente nos interesa.

Lo recomendable

Lo que puede hacer en casa es evaluar el ajuste de su ropa, antes y después de un tratamiento dietético, para apreciar los cambios en su cuerpo y ver que su estado físico armoniza con el pasado.

En resumen, ganar o perder peso es un concepto muy amplio y relativo, y a muchas personas sólo les importa confiar en el número que aparece en la pantalla de la báscula en lugar de evaluar todos estos otros aspectos importantes.

Lo que se recomienda, por lo tanto, es seguir la dieta sin pesarse y esperar a la próxima visita al nutricionista para comprobar el peso, que sólo servirá como elemento para realizar la medición de la bioimpedancia, que es más importante, y eliminar el vicio de pesarse sin una lógica precisa.

También puedes leer: Alerta por el Coronavirus en Texas: más de 300 niños contagiados