Coronavirus, Australia detiene el ensayo de la vacuna

Las autoridades sanitarias australianas han decidido dejar de realizar ensayos de la vacuna contra el coronavirus después de que varias personas que se sometieron a los ensayos dieran un falso positivo en la prueba del VIH. La vacuna australiana, que según los investigadores estaría lista a mediados de 2021, se encontraba todavía en la fase 1 del ensayo desarrollado conjuntamente por la Universidad de Queensland y la empresa de biotecnología australiana Csl.

En una nota se explicaba que no se habían registrado reacciones graves en los 216 participantes en el estudio y que la vacuna había demostrado tener un «fuerte perfil de seguridad». Sin embargo, los datos del estudio revelaron que los anticuerpos generados por la vacuna interferían con el diagnóstico del VIH y daban lugar a falsos positivos. Si la vacuna se hubiera extendido a nivel nacional, habría causado daños a la salud pública en Australia al provocar una ola de falsos positivos en las pruebas de VIH, según Csl.

«Las pruebas de seguimiento que se han realizado confirman que no hay virus del VIH, sólo un falso positivo en algunas pruebas de VIH. No hay ninguna posibilidad de que la vacuna cause la infección», señala la nota de la CSL. El Primer Ministro australiano Scott Morrison explicó entonces a los periodistas que la vacuna «ya no formará parte del plan de vacunación del país». En octubre, el gobierno australiano había ordenado 51 millones de dosis de la vacuna Csl.

En cuanto a la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, Morrison dijo que no estará disponible en Australia hasta que las autoridades de salud australianas estén 100 por ciento seguras de que es segura. Y esto a pesar de que la vacuna ya ha sido aprobada en Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá.

Fuente : Reuters