Coronavirus: cómo diferenciarlo de la gripe común en niños

Las personas debe ser consciente de que covid-19 es realmente un tipo de gripe, por lo que tiene muchos síntomas en común.

Todos los años suele suceder entre el otoño e invierno, un periodo de tiempo en el que la gran mayoría de niños enfermos enferman de gripe generalmente por el contacto con otros niños en las escuelas.

Algunos solo presentan unos pocos indicios de fiebre, otros pasan por un resfriado común y otros por una gripe más fuerte. Sin embargo, este año es muy diferente con la amenaza del virus latente y al acecho, ahora es muy importante que los padres sean capaces de saber distinguir entre los síntomas de una enfermedad estacional sin mayor importancia y los síntomas del Covid-19.

Según las afirmaciones de los expertos, nadie es completamente inmune al Covid-19, por lo tanto, los niños también son claros blancos potenciales de portar, padecer y transmitir el virus. El problema principal a tratar es conocer debidamente los síntomas de cada enfermedad para así poder separarlas eficazmente, tomar las mejores medidas y no entrar en pánico cuando el niño pase por un cuadro de tos, fiebre o ambas al mismo tiempo. Cosas por las que pasan los niños cuando se enferman de gripe común o estacionaria, pero que también pueden señalar un llamado de atención, ya que el virus de la gripe y el virus Covid-19 comparten varios síntomas para el caso de infecciones en los niños.

Antes de realizar la prueba del hisopo para confirmar o denegar la infección por coronavirus, es importante examinar con cuidado otros posibles síntomas, como podría ser la pérdida del gusto y el olfato, dolor de cabeza, garganta y dificultad para respirar. Excluyendo los casos en los que el niño es asmático o sufre de alguna otra patología similar, es mejor considerar preocuparse ante la situación.

Ten en cuenta que para reducir al mínimo el riesgo de obtener un diagnóstico erróneo, los pediatras recomiendan a los padres vacunar a sus hijos contra el virus de la gripe y si a pesar de esto aparecen los síntomas, lo mejor es realizar una prueba anticovial, así los resultados y posibilidades de infección serán más certeras.

Una señal para preocuparse, según los expertos, es la manifestación de varios síntomas mezclados como resfriados, fiebre superior a 37,5 grados y trastornos gastrointestinales. A diferencia de los síntomas tradicionales del resfriado común, como puede ser un poco de tos y goteo nasal, el coronavirus reúne todos los síntomas al mismo tiempo causando varias complicaciones.

Además, si el niño pierde el gusto y el olfato, la probabilidad de haber contraído el virus aumenta mucho más, en especial si no hay congestión nasal, como sucede en la mayoría de las personas infectadas con Covid-19.