Coronavirus: Cómo hacer uso de un baño público en tiempos de pandemia

Se recomienda el uso de mascarillas e higiene regular de las manos. Hoy veremos las principales precauciones para evitar el riesgo de contraer el coronavirus al usar un baño público.

Usar baños públicos siempre ha sido visto por muchos como una fuente de infecciones o enfermedades por todos lados, y más después de que las noticias informaran de la posibilidad de contraer Covid-19 debido a una estela de partículas que emanan del inodoro al usar la cisterna, las cuales pueden elevarse hasta un metro y quedar suspendidas el tiempo suficiente para que el siguiente usuario inhale esas gotas o aterricen en otras superficies del baño las cuales el individuo puede tocar.

Si antes de la epidemia de coronavirus las precauciones relacionadas al uso de baños públicos eran altas, con la propagación de la infección han aumentado demasiado: además de la constante higiene de las manos, los científicos también sugieren no dejar de usar la mascarilla dentro del sitio.

¿Qué debemos hacer entonces? En especial ahora que muchos hemos vuelto a salir con regularidad de nuestras casas ¿Debemos evitar a toda costa los baños públicos en parques, centros comerciales, bares y restaurantes como si fueran un gran foco de contagio?

Coronavirus: La forma correcta de hacer uso de un baño público.

El primer consejo es mantener una distancia de por lo menos 1 metro de cualquier persona cercana alrededor de la fila, en caso de que la haya. El segundo consejo es mantener el uso del equipo de bioseguridad personal, ya que se ha demostrado que los baños públicos pueden resultan infectando a aquel que hace uso de ellos, en especial sin el uso de un tapabocas.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Varios estudios han descubierto que el uso de la cisterna del inodoro puede hacer que el virus se esparza por el aire durante varios minutos. Cuando se baja la palanca, se crea un vórtice que puede nebulizar partículas capaces de transportar el virus por todo el baño.

De esta forma, el virus puede alcanzar una altura de casi un metro y resultar inhaladas por otros o depositadas en las superficies del baño e incluso mantenerse en el aire más de un minuto debido a su pequeño e imperceptible tamaño.

Por lo tanto, el mayor riesgo es que una persona sin síntomas del virus entre en el baño después de que una persona positiva lo haya usado y resulte contagiada. Por lo tanto, lo mejor sería mantener siempre la boca y la nariz cubiertas con el tapabocas para disminuir la probabilidad de resultar infectado por el aire o alguna superficie que se haya tocado.

También es importante bajar la tapa del asiento del inodoro antes de tirar el agua para que las gotas no se dispersen en el aire e infectemos a otra persona y priorizar la higiene de las manos para evitar cualquier imprevisto.