Coronavirus, con o sin síntomas la carga viral es la misma

Las personas asintomáticas constituyen una quinta parte de los contagiados, pero desempeñan un papel importante en la propagación de Sars-Cov-2. El estudio coreano sugiere que los hisopos deben extenderse a cualquier persona que trabaje en centros de atención de la salud o en residencias de ancianos.

Los que enferman de Covid-19 en forma «silenciosa», es decir, asintomática, tienen la misma carga viral en la nariz y la garganta que los pacientes con síntomas. Esto fue revelado en un estudio de observación publicado en la web de la revista Thorax. Esta información es útil ya que los pacientes asintomáticos -que según los investigadores son aproximadamente una quinta parte de los infectados- desempeñan un papel decisivo en la propagación del Covid-19. Resultados que justificarían la ampliación del suministro de pruebas al menos en los contextos de mayor riesgo.

La carga viral

Las personas contagiadas con el Sars-CoV-2, el virus responsable del Covid-19, pero que no muestran síntomas, son sin embargo portadoras de virus potencialmente transmisibles. Es lo que se llama carga viral. Pero no está claro cuán grande puede ser esta carga viral y hasta qué punto podría contribuir a la propagación del virus. Para tratar de averiguarlo, los investigadores compararon la carga viral de 213 personas, todas las cuales resultaron positivas para el Sars-CoV-2, pero no todas con síntomas de contagio de Covid-19.

La investigación

Tras un importante brote de Covid-19 en la ciudad de Daegu (Corea del Sur), al principio de la pandemia, se establecieron contactos estrechos con un grupo religioso. Se identificaron más de 3.000 casos de Covid-19, que varían en la gravedad de los síntomas (de ninguno a graves). Aquellos con síntomas leves o sin síntomas – incluyendo los 213 participantes en este estudio – fueron transferidos a centros de atención dedicados al aislamiento y la vigilancia. Se clasificaban como asintomáticos si no tenían fiebre, dolor muscular (mialgia), secreción nasal, pérdida de sabor u olor, pérdida de apetito, náuseas o diarrea.

Los resultados

Unos 6 días antes del hisopado, el 19% de las personas (41) no había desarrollado ningún síntoma. El 95% (39) se sometió a una prueba adicional de hisopado de nariz y garganta 13 días después del diagnóstico inicial para medir la carga viral. De los 172 restantes (81%) con síntomas leves, 144 se volvieron a analizar, haciendo un total de 183 que se incluyeron en el análisis final. Más de la mitad de los que no tenían síntomas (21, el 54%) fueron positivos para el Sars-CoV-2, así como casi dos tercios de los que tenían síntomas leves (92, el 64%). Pero lo que sorprendió a los investigadores fue que no había una diferencia significativa en la carga viral entre los dos grupos.

Los límites del estudio

Dado que se trata de un estudio de observación, los investigadores advierten que los resultados positivos de las pruebas de hisopado no indican necesariamente la presencia de virus vivos. Se necesitan más estudios para aclarar si la persistencia del ADN viral en las personas sin ningún síntoma justifica la adopción de medidas cautelares de cuarentena. Además, la mayoría de los participantes tenían, en promedio, entre 20 y 30 años de edad, por lo que los resultados pueden no ser aplicables a otros grupos de edad.

Extender las pruebas

Pero lo que impulsa a los investigadores a investigar la carga viral de estas personas es su contagio: «La mayoría de los individuos asintomáticos con Sars-Cov-2 corren el riesgo de pasar desapercibidos para los trabajadores de la salud. Y es arriesgado porque dentro de las comunidades actúan como fuerza motriz para la propagación del Coronavirus», explican. Por lo tanto, se considera prudente, hasta que esté claro por cuánto tiempo y en qué medida las personas asintomáticas pueden ser infecciosas, ampliar las pruebas a ciertos grupos como medida de precaución.

«Nuestros datos -explica en un podcast el principal autor de la investigación, el profesor Sung-Han Kim- añaden más apoyo a la necesidad de utilizar mascarillas, independientemente de la presencia de síntomas. Además, recomendamos que se extienda la prueba de Sars-CoV-2 a las personas asintomáticas en entornos de alto riesgo, como los asilos de ancianos o las instalaciones de atención de la salud».

También puedes leer: Según la Oms: » En nuestras manos está la segunda ola de Covid-19″