Coronavirus: dar negativo en uno de estos tests no significa que no se tenga inmunidad

Un estudio realizado por el Instituto Karolinska y el Hospital Universitario Karolinska cerca de Estocolmo, Suecia, muestra los análisis de más de 200 personas que han sido sometidas a exámenes inmunológicos, muchos de los cuales sufren de síntomas leves de la enfermedad, infección asintomática o en algunos casos ni siquiera fueron conscientes de la enfermedad, han desarrollado la llamada “inmunidad mediada por células T” al coronavirus, incluso si no dan positivo en anticuerpos en pruebas serológicas.

En otras palabras, según los investigadores esto significa que probablemente un mayor porcentaje de la población ha desarrollado la inmunidad contra el Covid-19, según sugieren las pruebas de anticuerpos.

Esta investigación también podría explicar por qué algunas personas que han caído enfermas con Covid-19 no están dando positivo en las pruebas serológicas, y centra la atención en otra parte de la respuesta del sistema inmune a la enfermedad.

“Los análisis avanzados nos han permitido mapear en detalle la respuesta de las células T durante y después de una infección por Covid-19”, explica Marcus Buggert profesor del Centro de Medicina Infecciosa del Instituto y uno de los principales autores del artículo, que aún no ha sido publicado en una revista científica.

¿Qué son las células T?                                                                                            

Son un tipo de glóbulos blancos especializados en el reconocimiento de células infectadas por virus y son parte esencial del sistema inmunitario. Los resultados indican que aproximadamente el doble de personas ha desarrollado inmunidad de células T respecto a las que han podido desarrollar anticuerpos.

El estudio incluyó a pacientes ingresados en el Hospital Universitario Karolinska y a sus familiares asintomáticos expuestos. También se incluyeron donantes de sangre sanos que donaron sangre en 2019-2020. Los investigadores observaron que no solo las personas con Covid-19 verificaron que mostraban inmunidad de células T, sino que también era el caso de muchos de los familiares asintomáticos.

Continúa diciendo el estudio que, alrededor del 30% de los donantes de sangre activos en mayo de 2020 tenían células T específicas de Covid-19, una cifra mucho más alta de la detectada con las pruebas de anticuerpos. “Nuestros resultados indican que es probable que la inmunidad en la población sea significativamente más alta de lo sugerido por las pruebas de anticuerpos”, dice el profesor Hans-Gustaf Ljunggren del Centro de Medicina Infecciosa del Instituto Karolinska.

Hasta ahora, los resultados de las pruebas serológicas en Europa, incluida Italia, dan un porcentaje mínimo de la población protegida por Covid-19, pero en realidad el sistema inmunológico podría ser mucho más, quizás el doble.

En este momento, dice el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC), en ningún país de la UE ha habido más del 10% de la población cubierta por inmunoglobulinas, con personas que oscilan entre 2% y 8.5%. También en Italia, los primeros resultados revelados parecen ir esta dirección.

El estudio concluyó que, las células T y los anticuerpos ahora deben cuidarse más y más longitudinalmente para comprender la persistencia de la inmunidad y la relación entre estos diferentes componentes de la exención y el coronavirus.