Coronavirus: ¿debemos tener cuidado con el aire que respiramos?

Entre una persona y otra debe haber al menos un metro de distancia. Debido a que el nuevo coronavirus se transmite por la respiración, cuando las pequeñas gotas cargadas de virus, emitidas al hablar, toser o estornudar, llegan directamente a las membranas mucosas de la otra persona: la boca, la nariz, los ojos.

Pero entonces, ¿por qué preocuparse tanto por la presencia del coronavirus en el medio ambiente, en las superficies o incluso en el aire? ¿Podemos enfermarnos sólo por respirar? ¿Y cuánto arriesga el personal sanitario?

¿Cómo se desplaza el coronavirus?

Para los investigadores, la posibilidad de que el nuevo coronavirus esté presente en el aire y, al ser inhalado, pueda causar una enfermedad no es considerada significativa. Tanto es así que Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo desde el principio que el nuevo coronavirus no se transmite por el aire (aerosoles) sino directamente de persona a persona a través de las ahora famosas gotículas respiratorias.

Estas gotículas, dicen los expertos, son bastante grandes y pesadas (con un diámetro superior a 5 micrones) por lo que, aunque una tos o un estornudo puedan proyectarlas hasta una distancia de 2 metros, después de esta expulsión, no pueden permanecer suspendidas en el aire: por la gravedad caen y se depositan en el suelo u otras superficies.

Por supuesto, no puede excluirse que, una vez secos, los virus contenidos en ellos puedan circular por el medio ambiente. Pero en estas condiciones ambientales y de concentración, su capacidad de infectar no es ciertamente comparable a la de una gota cargada con miles y miles de virus que llegan a las membranas mucosas. Fuera de su hábitat, el organismo humano, el coronavirus tiene pocas posibilidades de sobrevivir y poder infectar a un organismo humano para reproducirse.

¿Cuánto tiempo dura el virus en el ambiente?

El virus permanece más tiempo en plástico y acero, en donde puede estar hasta 72 horas. Pero la cantidad de virus viable disminuye bruscamente durante este tiempo. Por ejemplo, en el cobre solo sobrevive por cuatro horas. Sobre cartón, sobrevive hasta 24 horas, lo que sugiere que los paquetes que llegan por correo solo deberían tener niveles bajos del virus, a menos que la persona que lo entregó haya tosido o estornudado o lo haya manipulado con manos contaminadas.

También puedes leer: Una persona que da positivo por coronavirus, puede contagiar hasta 59 mil más