Coronavirus: ¿es seguro usar el aire acondicionado del coche?

Según un informe de la OMS no hace falta dejar de usarlo, pero es necesario apegarse a todas las medidas de precaución.

Con las altas temperaturas del verano es normal querer usar el aire acondicionado cada vez que podamos, en especial cuando salimos en el coche y así evitar llegar sudados a nuestro destino.

Con la llegada del calor de verano comienza el uso de los aires acondicionados en el hogar y los coches que disponen de ellos. Muchos consumidores se preguntan si el coronavirus puede afectar la seguridad del aire acondicionado causando y potenciando la infección del virus.

¿Se puede usar el aire acondicionado en el coche en tiempos de coronavirus? 

Teóricamente hablando no hay mayor riesgo de contagio. La Organización Mundial de la Salud ha mostrado estudios en los que hasta la fecha indican que el Covid-19 es trasmitido con mayor frecuencia a través de las gotas respiratorias más que por el propio aire. Así que, teniendo en cuenta esta investigación, no hay evidencia en contra de usar el aire acondicionado en cualquier situación.

Aunque solo son estudios, es recomendable respetar todas las medidas de precaución, en especial si usaremos el coche con acompañantes. Desde ahora te decimos que es mejor ventilar los sillones de los pasajeros abriendo las ventanas para que circule el aire.

Debes tener en cuenta que nuestros coches han estado quietos durante meses, Al no usar el aire acondicionado puede que haya consecuencias para la salud, en especial cuando se habla de coches viejos, ya que sus filtros se obstruyen con mayor facilidad y almacenan miles de gérmenes que se proliferan.

¿Debemos tener algunas cosas en cuenta?

Por supuesto que sí. Si notas que el nivel de frío es insuficiente o hay presencia de un olor desagradable como el de una fregona mojada o que cae agua a los pies del sillón del copiloto es necesario visitar a un técnico o un centro de automóviles.

El precio puede variar desde los 50 euros hasta los 200, dependiendo de la intervención o de la complejidad del caso. Ten en cuenta que cuanto más lo retrases, más caro será arreglar algo que puede no ser tan complicado. En especial si conduces en la ciudad, donde los filtros se ensucian con mucha facilidad.

Puede resultar algo costoso, pero, teniendo un aire acondicionado en óptimas condiciones protegerás tu salud y la de tu familia, además, ahorrarás mucho combustible, ya que un aire acondicionado que no funciona correctamente representa un 15 o 20% más de consumo. Por lo tanto, se convierte en un beneficio a largo plazo el costo a pagar a cambio de tener un aire acondicionado reparado y limpio. Te recomendamos aprovechar las ofertas especiales antes de verano o vacaciones para revisarlo y solucionar cualquier problema.