Coronavirus: La vacuna es nuestra única esperanza para volver a tener una vida normal

El virus se encuentra ahora en miles, si no cientos de miles de lugares alrededor del mundo y no ha terminado en absoluto con su misión como virus, que es infectar las células humanas y hacer copias de sí mismo» esta es la cruda, pero científica síntesis de Mark Denison, director de la división de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

Y esto es para despejar el campo del pensamiento recurrente de muchos que imaginan un regreso a la vida normal al final del encierro.

Coronavirus. El virus siempre estará entre nosotros

También porque «su exploración entre los humanos -continúa Denison- avanza mientras haya una cantidad de personas inmunizadas, otras hayan sido expuestas al virus y hospitalizadas y todas, eventualmente, hayan sido vacunadas».

Así que, aunque el presidente Donald Trump diga que el “Coronavirus, si sabe mantener el distanciamiento social hasta el 30 de abril, se podrá controlar”, esto desafortunadamente no sucederá.

Como no sucederá, y todos los virólogos están de acuerdo, que el cambio de temperatura del verano podrá frenar la propagación del virus.

Todos los expertos están de acuerdo en que, hasta que se encuentre una vacuna, tendremos que convivir y modular nuestra existencia con la certeza de que el virus está entre nosotros.

Hay un grupo de personas, dice el virólogo estadounidense, que no tienen inmunidad al virus. Una categoría que llamamos » ingenuo». Sus sistemas inmunológicos no han aprendido a entender el peligro del virus. Y el número de ingenuos es de casi 8 millones en la Tierra. Esto significa que el virus podría comenzar de nuevo con su trabajo una vez que la gente haya vuelto a sus actividades normales y haya bajado la guardia. Y esto confirma a Denison… asusta muchísimo.