Coronavirus, la ciencia lo confirma: los contagiados tienen inmunidad por al menos 8 meses

Los anticuerpos contra el Covid comienzan a disminuir 20 días después del contagio, pero ciertas células del sistema inmunológico, llamadas células de memoria B, son capaces de «recordar» el virus y estimular la producción de nuevos anticuerpos en caso de reinfección. La hipótesis es que lo mismo puede ocurrir gracias a las vacunas.

Esta es la pregunta que todos los expertos se han estado haciendo desde el comienzo de la pandemia:

¿Cuánto tiempo dura la inmunidad de nuestro cuerpo al Covid-19 después de que nos hayamos recuperado del contagio?

Ahora un estudio australiano, publicado en Science Immunology, confirma lo que otras investigaciones ya han supuesto: al menos ocho meses. Y podría protegernos por más tiempo aún, ya que han pasado ocho meses desde que estalló la emergencia sanitaria en todo el mundo, obligando a la comunidad internacional a cuestionar las características de Sars-Cov2. La noticia también es importante porque refuerza la probabilidad de que las vacunas contra el covid funcionen durante períodos más largos.

El estudio, publicado el 22 de diciembre en la prestigiosa revista científica, revela que células específicas dentro del sistema inmunológico – llamadas células de memoria B – «recuerdan» la infección por el virus y a través de la reexposición al virus desencadenan una respuesta inmunológica protectora. Nuestros cuerpos inician entonces una rápida producción de anticuerpos como lo hacen con otros patógenos. Los investigadores reclutaron 25 pacientes de Covid-19 y tomaron 36 muestras de sangre desde el día 4 después del contagio hasta el día 242. Como ha sucedido con otros estudios que sólo examinan la respuesta de los anticuerpos, los investigadores encontraron que los anticuerpos del virus comenzaron a disminuir 20 días después del contagio. Sin embargo, resultó que todos los pacientes seguían teniendo células de memoria B, que son capaces de «reconocer» uno de los dos componentes proteínicos del virus Sars-Cov2.

Estas células B específicas del virus, permanecieron estables en los pacientes hasta ocho meses después del contagio. Según el profesor Menno van Zelm, de la Universidad de Monash, uno de los autores de la investigación, los resultados dan esperanzas sobre la eficacia de cualquier vacuna contra el virus y también explican por qué ha habido tan pocos ejemplos de verdadera reinfección entre los millones de personas que han dado positivo en las pruebas del virus a nivel mundial.

Puedes leer más artículos AQUÍ