Coronavirus: que hacer cuando una persona cercana a nosotros no lleva la mascarilla

A causa de la pandemia que estamos viviendo, nos hemos visto obligados todo el tiempo a usar mascarillas para protegernos y proteger a las demás personas

Robert Klitzman, profesor de psiquiatría y director del programa de maestría en bioética de la Universidad de Columbia, escribió un artículo para el New York Times, en donde analizó la psicología y la dinámica social que tienen las personas que se tapan la nariz y la boca, y quienes por el contrario desobedecen una de las principales reglas de anticontagio para evitar el Covid-19.

El especialista señala “las mascarillas son fundamentales para protegernos a nosotros y proteger a los demás del nuevo Coronavirus, pero a nadie le agrada usarlas. Estos elementos son incómodos y calientes, nublan nuestros anteojos, impiden la respiración, dificultan la comunicación, ocultan las expresiones faciales y se sienten muy incómodos».

Infinitas campañas de salud pública de los diferentes gobiernos y mensajes constantes, es lo que debería hacerse para que todas las personas utilicen el elemento de protección, según el psiquiatra estadounidense.

Factores psicológicos y el uso de la mascarilla

Utilizar o no la mascarilla también depende de factores psicológicos. Klitzman indica que “según los estudios realizados, todas las personas que han tenido experiencias personales con el virus piensan que es más probable que el contagio ocurra y valoran mucho más su uso. En general, los jóvenes quienes han conocido menos personas con síntomas graves o fatales de Covid-19, están menos preocupados. La investigación también advierte que cuántas más personas vean a otras personas con mascarilla, es mucho más probable que utilicen una. La exposición a grupos que usan la mascarilla hace que las personas se sientan menos extrañas al hacerlo”.

Las presiones de los grupos sociales

El psiquiatra cita al sociólogo Erving Goffman, quien afirma lo siguiente “dentro de los grupos sociales, las personas por lo general tratan de evitar comportarse de una manera que otros podrían ver como estigmatizantes” y debido a esto «muchas personas dudan en usar mascarilla debido a las presiones implícitas del grupo y preocupaciones sobre lo que puedan pensar los demás. El Dr. Klitzman afirma que “en general, la gente quiere ser aceptada y apreciada, no rechazada, por lo que tratan de parecer amigables y no contrarios, temerosos o paranoicos”.

La importancia de las campañas           

Las campañas de salud pública son fundamentales en el proceso de adaptación de las mascarillas, dice el psiquiatra. El médico cita una serie de casos en los que el comportamiento de las personas generalmente ha cambiado en comparación con el pasado.

Por todos esto, muchas personas siguen dudando en utilizar mascarillas, debido a las grandes presiones grupales y las preocupaciones de lo que las otras personas puedan pensar. Las campañas de salud pública son importantes para el cambio de los hábitos de protección.