Coronavirus: Según la OMS, «Lo peor está por venir»

«Quien piense que lo peor ya ha pasado, se equivoca. Lo peor está por venir». Esto lo dice la OMS, la Organización Mundial de la Salud.

Mientras se piensa en cómo volver a poner en pie al país, llega una nueva advertencia de la OMS sobre el riesgo de bajar la guardia: «Lo peor está por venir», informan desde Ginebra.

En estas semanas en Europa se está tratando de salir de la fase de crisis, planeando cuidadosamente las primeras reaperturas. Sin embargo, salir de la crisis no significa automáticamente el fin de la pandemia, y no hay que apresurarse a reiniciarla, dijo el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Coronavirus, porque lo peor está por venir…

En Europa se está avanzando hacia la fase 2 del coronavirus, tratando de volver a empezar gradualmente. Sin embargo, según Ghebreyesus, la salida de la crisis todavía estaría lejos y el fin del encierro no representaría en absoluto el fin de la epidemia. Al contrario, subraya que lo peor está por venir.

La flexibilización de las restricciones, de hecho, además de tener que ser progresiva, tendrá que ir acompañada de la detección, prueba, aislamiento y cuidado de cada caso, sin olvidar el seguimiento de cada contacto. Estas fueron sus palabras en una conferencia de prensa celebrada en la sede de Ginebra:

«Créanme, lo peor está por venir. Debemos prevenir esta tragedia. Mucha gente todavía no entiende el peligro de este virus».

«Sólo el 2 o 3% de la población mundial ha desarrollado anticuerpos»

Una de las razones por las que la OMS habla en estos términos es, sin duda, los datos de los anticuerpos. El Director General explicó que, según los estudios sólo una pequeña parte de la población mundial – quizás sólo el 2% o el 3% – parece haber desarrollado anticuerpos en la sangre. Muy pocos, entonces. Si bien la tasa de contagio y la tasa de propagación de Covid parecen ser muy altas. También por esta razón los hisopos que detectan el virus siguen siendo una herramienta esencial «para la investigación, el diagnóstico, el aislamiento y el tratamiento de los casos activos».

La hipótesis de una segunda ola sigue siendo concreta y, como señaló el jefe del Programa de Emergencia Sanitaria de la Organización, Mike Ryan, sólo puede evitarse mediante un cambio de mentalidad. Esto tendrá que provenir tanto de la conciencia y la responsabilidad de la gente como de las inversiones que se hagan en los centros de atención de la salud.

Es necesario un cambio de rumbo mientras continúan los estudios de la vacuna. Esto es lo que dijo Maria Van Kerkhove, responsable del coronavirus para la OMS:

«Ahora tenemos miles de secuencias virales disponibles y los investigadores las están estudiando todas. Estamos verificando que el virus es relativamente estable: hace los cambios normales que un virus hace y que esperábamos. Esta es una buena noticia para el desarrollo de la vacuna».

También puedes leer: Lo que el coronavirus le hace a nuestro cuerpo