Coronavirus, un nuevo y extraño síntoma aparece: la parosmia

La parosmia es otro síntoma del coronavirus: los olores están distorsionados y no son agradables.

En los últimos meses se ha hablado mucho de los extraños síntomas del coronavirus. Además de los más conocidos como fiebre, tos seca y dolor muscular, según una investigación otra consecuencia sería también la parosmia, la distorsión del sentido del olfato. Ya en el pasado se ha dicho que la pérdida del sentido del olfato afecta a entre el 50% y el 80% de las personas que enferman de covid, pero en este caso no se trata de una pérdida total del sentido del olfato sino de una distorsión de los olores.

Un nuevo y extraño síntoma del covid

Según los expertos, de hecho, la parosmia llevaría a que ya no se distinguieran los olores. Por ejemplo, la carne puede oler a aceite, café quemado, verduras podridas, etc. Una sensación muy molesta, en la que los olores agradables son reemplazados por olores desagradables y hace muy difícil manejar la vida cotidiana: comer cualquier cosa podría volverse imposible, pero también cepillarse los dientes o lavar los platos por ejemplo, precisamente porque los olores están distorsionados.

¿Cuánto tiempo dura este síntoma?

Según los expertos, en muchos casos es transitorio, por lo que desaparece en una o dos semanas porque las neuronas olfativas tienen que regenerarse, pero según los estudios, en otros casos podría durar años. Según Claire Hopkins, presidenta de la Sociedad Británica de Rinología: «La pérdida o alteración de los olores que causan el coronavirus es de corta duración. Hay una buena posibilidad de recuperación, pero hay muchas personas que perderán el sentido del olfato durante un largo período de tiempo, con graves repercusiones en sus vidas. El sentido del olfato también desempeña un papel importante en la memoria, el estado de ánimo, la emoción y los que sufren de disfunción describen un sentimiento de aislamiento y frustración».

Recuerden que otros síntomas del covid pueden ser precisamente la pérdida total del gusto y del olfato, la decoloración de dedos y pies, hasta síntomas gastrointestinales y agotamiento extremo. Sólo para mencionar los más conocidos.

También puedes leer: El escritor que predijo el coronavirus de Wuhan en 1981