Covid-19: Después de 10 días en UCI se puede perder hasta el 20% de masa muscular

Se ha descubierto que los pacientes ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos pueden llegar a perder hasta 1 kg de masa muscular por día, y para el caso de pacientes críticos puede ser incluso mayor.

Según los expertos, es importante tener en cuenta la aplicación de un tratamiento nutricional para la recuperación del músculo en los pacientes afectados o en riesgo de desnutrición que han perdido masa muscular por culpa de los síntomas y el tratamiento.

Lo importante es poder comenzar combatiendo la atrofia muscular, la cual se presenta como un síntoma de varias enfermedades, el envejecimiento, entre otras. Actualmente, en Brasil se encuentra un grupo investigación que desarrolla un sistema de estimulación de la proteína quinasa A.

Los  investigadores de la Universidad de São Paulo (USP) encontraron que para combatir la atrofia muscular humana se puede poner en marcha la aplicación de una proteína particular que es producida de forma natural en nuestro cuerpo.

La pérdida de masa musculoesquelética es una condición que generalmente se vincula al envejecimiento o a enfermedades neurodegenerativas, y los pacientes que han tenido que pasar largos períodos en la cama también lo sufren. Por ejemplo, se ha estimado que cada paciente que pasa 10 días en cuidados intensivos presenta una pérdida de hasta el 20% de su masa muscular presente en las piernas o en zonas importantes como el diafragma. El grupo de investigación brasileño propone la aplicación de la proteína quinasa A (PKA) como una posible forma de tratamiento.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Durante los experimentos realizados en ratones de laboratorio, la sobreexposición de esta proteína ayudó a la resistencia muscular y la fatiga de los animales. La PKA pudo suprimir las proteínas FoxO (proteínas con la capacidad de activar los genes relacionados con la aparición de la atrofia) y, por lo tanto, aumentar la formación de fibras musculares, regulando la hipertrofia.

Este puede ser un método que, de ser aplicado y ser eficaz también en los humanos, podría proteger los músculos de la atrofia sin efectos secundarios que no puedan ser tratados con facilidad.

Según la Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN) en su más reciente publicación, la intervención y el tratamiento nutricional deben hacer parte del cuidado de los pacientes infectados por Coronavirus y propone unas recomendaciones específicas a las UCI teniendo en cuenta la estancia de más de dos semanas de los pacientes, dando especial importancia a las necesidades nutricionales, energéticas y proteicas para cada caso. Por lo tanto, se debe aumentar la implementación nutricional y considerar el tratamiento con aminoácidos y metabolitos, además de establecer un plan de rehabilitación que también incluya ejercicio una vez el paciente muestre mejoría.