Covid-19: ¿Dónde inició la segunda ola de contagios?

Un estudio reciente publicado por el Financial Times identifica el origen del nuevo aumento de contagios en Europa.

Se ha detectado que España es el nuevo foco de la fase 2 del coronavirus. Tanto así que se ha dicho que desde allí comenzó la segunda ola de infecciones, la cual está afectando a gran parte del viejo continente.

Se estima que, para el Reino Unido y la Península Ibérica, cerca del 80% de las personas que son actualmente positivas, habrían contraído una variante no identificada de Covid-19 más resistente y contagiosa. Los autores del estudio señalan que, en comparación con la primera ola, el virus se encuentra mutando y ganando resistencia según las pruebas realizadas hasta la fecha de la publicación del Financial Times. El estudio va a ser publicado en su totalidad en el transcurso de esta semana, ya que hasta ahora solo se han conocido datos sobre el origen del aumento de los contagios actuales.

También se ha dicho que esta nueva variante del virus apareció por primera vez en un grupo de trabajadores agrícolas españoles en el noreste del país, para luego extenderse a la población local y después por toda Europa gracias a los turistas y el aumento del flujo de personas que iban de vacaciones a España durante el verano, los cuales contraían el virus y lo llevaban a su país cuando regresaban, contagiando a muchos más.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Los investigadores señalan como culpables a los turistas por el aumento de contagios sin tapujos, hablando de «comportamientos de riesgo y el descuido de los métodos de protección mientras realizaban sus viajes por España, los cuales habrían contribuido a la difusión de esta nueva variante». Esta nueva mutación ha sido nombrada 20A.EU1.

Esta variante no es algo que sorprenda a los investigadores, al contrario, es muy común que los virus evolucionen en su estructura genética con cierta rapidez, e incluso ya se ha hablado en numerosas ocasiones de posibles mutaciones durante los primeros meses de la pandemia, tanto así que se han identificado dos variantes hasta la fecha. La primera, encontrada en China, fue diferente a la variación europea y obtuvo el nombre D614G, también se sabe que fue la primera en infectar a la población italiana y alemana. Además de ser mucho más infecciosa debido a que su carga viral es mucho mayor, su capacidad de propagación también es más alta.

Hasta la fecha, todavía no se sabe mucho sobre las características de esta nueva mutación. Los investigadores, por ahora, siguen estudiando sus efectos y complicaciones. Lo que se espera es obtener información clara sobre su capacidad infecciosa, comparándola con las mutaciones que ya se encuentran bajo estudio.