Covid-19: la importancia de mantener las ventanas abiertas y dejar circular el aire

Mantener las ventanas abiertas es una de las mejores formas de reducir las posibilidades de contagio y propagación del coronavirus.

Es por ello, que las diferentes autoridades sanitarias en todo el mundo continúan insistiendo en la importancia de evitar los espacios cerrados donde se encuentren muchas personas y con muy poca ventilación, ya que cada vez se evidencia más la transmisión del virus a través de partículas (aerosoles).

¿Por qué es conveniente mantener las ventanas abiertas?

Una de las mejores recomendaciones para reducir las posibilidades de contagio y propagación del virus es mantener las ventanas abiertas.

Esta afirmación fue confirmada por una investigación que ha sido publicada por la revista científica Physics of Fluids, en la cual se da a conocer un estudio realizado en un aula que tenía las ventanas abiertas. La investigación pudo demostrar que alrededor del 70% de las partículas llamadas aerosoles, se pueden dispersar alejando el virus. Por tanto, esto es una excelente razón para hacer que el aire circule tanto como sea posible.

El estudio fue llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Nuevo México, y da a conocer como en los espacios cerrados la ventilación constante se vuelve eficaz para contrarrestar la transmisión del coronavirus.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Está claro que no es suficiente con eliminar las probabilidades del contagio, pero es una medida que funciona para reducir drásticamente la propagación. Las partículas que contienen el virus (que incluso pueden ser menores a 5 micromilímetros), se pueden mover en el aire, y en el interior del lugar es mucho más probable que nos infecten.

Estas partículas las emitimos con frecuencia al respirar, hablar, toser, estornudar o cantar, y todavía no se conoce cuánto tiempo pueden permanecer antes de volar en el aire, pero lo que sí es cierto es que los diferentes estudios coinciden en que: “ventilar un ambiente cerrado reduce la posibilidad de contagiarse”.

La investigación realizada por dicha universidad se hizo por medio de simulaciones con modelos digitales que podían reproducir el movimiento del aerosol en un lugar cerrado y en otro abierto. Los resultados fueron sorprendentes para los expertos. Se pudo demostrar que si el ambiente se encuentra ventilado, el 69% de las partículas quedan eliminadas.

No obstante, los científicos que realizaron la investigación advierten que estos resultados tan importantes solo se pueden lograr si hay aire puro, ya que con los aires acondicionados el efecto se reduce porque solo se neutraliza el 50% de las partículas. Pero se debe tener en cuenta que los aires acondicionados fundamentados en recirculación, es decir, aquellos que toman el aire del exterior, son muchísimo mejores para este proceso.