Salud

Covid-19: la variante inglesa no está relacionada con síntomas más graves

De manera contraria a lo que se pensaba, la variante inglesa de Covid-19 no parece causar efectos más graves, pero continúa siendo más contagioso.

La variante B.1.1.7 del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, conocida también como la “variante inglesa” por el país en el que se descubrió por primera vez, no origina efectos más severos de la enfermedad que otras versiones del patógeno. Así lo indicaron investigaciones publicadas en The Lancet Public Health y The Lancet Infectious Diseases, las cuales contradicen algunas hipótesis anteriores sobre esta nueva cepa.

Al parecer, esta nueva variante inglesa se transmite con más facilidad que la anterior, pero otros estudios habían planteado con anterioridad la hipótesis de que era aún más letal, aparentemente relacionado con un mayor número de ingresos hospitalarios. De acuerdo a esta nueva investigación, este no es el caso: en los dos estudios no se evidenció un mayor riesgo para los infectados de desarrollar síntomas mucho más graves que los afectados por otras cepas. Lo que sí se ha evidenciado es que la variante inglesa se asocia a una mayor carga viral y una mayor tasa de reproducción.

Más partículas virales.

Las muestras tomadas de la variante inglesa a pacientes tienden a incluir mayores cantidades del virus que otras versiones del patógeno, característica compatible con el mayor contagio de esta cepa. Los descubrimientos contrastan con estudios anteriores que señalaban una letalidad aún mayor a la de B.1.1.7; no obstante, el estudio de Lancet se basó en la secuencia completa de genomas virales y también en una gran cantidad de pacientes y resultados de exámenes, por lo que se considera totalmente confiable.

¿Por qué es más contagioso?

Los últimos estudios analizaron la información obtenida de los síntomas de Covid de 36,920 pacientes del Reino Unido entre el 28 de septiembre y el 27 de diciembre de 2020. Los estudios hallaron que la variante inglesa no se encontraba relacionada con una mayor gravedad en el curso de la enfermedad. Pero sí se descubrió que esta nueva cepa tuvo una tasa de reproducibilidad de 1,35 veces mayor que otras variantes.

En conclusión, esta nueva variante parece particularmente hábil para atacar las células. De acuerdo a algunos virólogos, esta característica significa que cantidades más pequeñas de virus son suficientes para implantar una infección en una persona sana. Otra probable explicación podría deberse justamente a la mayor cantidad viral detectada en las vías respiratorias de los positivos, lo que origina que los infectados propaguen mayores concentraciones de partículas virales.

Publicaciones relacionadas