Covid-19: un nuevo virus podría agravar el ya existente

Este coronavirus estacional en pacientes ya contagiados con Covid-19 podría agravar la enfermedad ya existente.

La pandemia del Covid-19 ha barrido el mundo con su alto grado de contagio y su rango de gravedad, que va desde la infección asintomática o los síntomas leves hasta el síndrome respiratorio agudo grave con morbilidad y mortalidad severas. Se cree que la falta de inmunidad preexistente es una de las razones de la propagación desenfrenada del virus.

La duración y la naturaleza de las respuestas inmunológicas a la infección aún no se comprenden plenamente. Muchas respuestas se basan en la suposición de que la infección dará lugar a una respuesta inmunológica protectora de duración indefinida. Sin embargo, los correlatos de la inmunidad al SARS-CoV-2 pueden complicarse por la existencia de una memoria inmunológica preexistente a otros coronavirus humanos.

Covid-19, el virus OC43 podría agravar la enfermedad existente

Además del Covid-19, se conocen seis coronavirus humanos: cuatro coronavirus estacionales, como el OC43 que causa enfermedades leves de las vías respiratorias superiores y los dos virus descubiertos más recientemente, el SARS-CoV-1 y el MERS-CoV, originados en recientes episodios zoonóticos. Se debe considerar la posibilidad de que los coronavirus estacionales puedan influir en la dinámica de la infección por el SARS-CoV-2 de una manera que se observa entre otras infecciones endémicas y la aparición de nuevas variantes o virus.

Sabemos que hay muchos coronavirus. El penúltimo, el OC43 es uno de los 4 coronavirus estacionales que causan resfriados y es considerado el más peligroso del grupo, nunca ha salido a la luz. Su estructura, particularmente la proteína Spike, es muy similar a la de Covid-19, por lo que la reacción del sistema inmunológico al OC43 reaccionaría de forma cruzada con la de Sars-Cov-2 de forma dañina, lo que se denomina inmunidad cruzada.

«Nuestra hipótesis es que hay dos tipos de respuestas de los anticuerpos en el Covid-19, una ‘útil’ y la otra ‘inútil’ o dañina. Cuando en una misma persona se producen infecciones con dos virus que se parecen, el sistema inmunológico corre el riesgo de equivocarse y producir anticuerpos innecesarios porque es incapaz de reconocer el virus más peligroso entre los dos», explican los investigadores.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Inmunidad cruzada

En estos casos los anticuerpos aparecieron en una secuencia diferente a la normal y cuanto más fuertes eran estas respuestas de los anticuerpos, más grave era el curso de la enfermedad. «Hoy sabemos que muchos pacientes de Covid producen anticuerpos que, nacidos para bloquear el pico del OC43, fallan y se unen al del SARS-CoV2, probablemente favoreciéndolo. Y es probable que estos anticuerpos desempeñen un papel negativo en el curso de la enfermedad», dice Beretta, la autora principal del estudio.

Será necesario seleccionar cuidadosamente los epítopos antigénicos de las células B para evitar la posible inducción de un aumento de la enfermedad dependiente de los anticuerpos. Además, las estrategias de vacunación que inducen a los linfocitos CD4 + T + linfocitos de memoria de las vías respiratorias dirigidas a los epítopos retenidos pueden ser más seguras y de aplicación más generalizada en el contexto de COVID-19 y otros brotes de virus respiratorios.

«La inmunidad cruzada se desarrolla sólo con virus muy parecidos y por lo tanto no entre los virus de Sars-Cov-2 y los de la gripe, y mucho menos con la vacuna contra la gripe. La vacunación contra la gripe sigue siendo esencial para limitar el riesgo de coinfección con los típicos virus de la gripe», dice Beretta.

También puedes leer: Coronavirus: incluso un encuentro de unos pocos minutos es suficiente para contagiarse