Covid-19: los visores y las mascarillas de válvula no protegen contra el virus

Los científicos han encontrado un bajo nivel de protección contra las partículas cargadas de coronavirus en dispositivos como los visores.

Los visores de plástico y las mascarillas de válvula podrían aumentar la tasa de transmisión del coronavirus, según una nueva investigación. El estudio, realizado por científicos de la Universidad Atlántica de Florida, estudió cómo las gotas de aerosol se dispersan alrededor de los visores y pasan a través de las válvulas de las mascarillas, demostrando que estos revestimientos no son tan eficaces como los tejidos y las mascarillas quirúrgicas.

Los investigadores advierten que el uso generalizado de estos dispositivos alternativos a las mascarillas quirúrgicas y de tela podría, por lo tanto, tener un efecto negativo en los intentos de restringir la circulación del patógeno. Cuando la mayoría de los países del mundo salieron del período de aislamiento en casa, se recomendó a las personas el uso de mascarillas, que se consideraron esenciales para limitar la circulación del virus; sin embargo, cada vez más personas empezaron a utilizar alternativas, como ropa especial o cobertura médica.

Los visores, advierte la OMS, no proporcionan un blindaje adecuado para prevenir la transmisión del coronavirus

El estudio determinó que, aunque los visores pueden bloquear el movimiento inicial de avance de un chorro de aerosol generado por una tos o un estornudo, las gotitas pueden esparcirse alrededor del visor con extrema facilidad. Al mismo tiempo, las mascarillas con válvulas de exhalación parecen ser incapaces de contener suficientes gotas dentro de la máscara. Para probar esta teoría, los científicos colocaron un visor de plástico y una mascarilla N95 con una válvula en un maniquí.

Utilizando un sofisticado equipo láser, pudieron rastrear las gotas de aerosol recreadas con agua destilada y glicerina pulverizada a través de un chorro de tos artificial, siguiendo la forma en que se movían a través del blindaje de los dispositivos de protección. Según la Organización Mundial de la Salud, las denominadas «pantallas faciales» sólo deberían recomendarse en el contexto de la escasez de mascarillas no médicas y sólo para las personas a las que les resultaría objetivamente difícil llevar una mascarilla quirúrgica. Ahora, por lo tanto, la OMS advierte que los visores proporcionan un nivel de protección más bajo que las mascarillas cuando se trata de prevenir la transmisión de aerosoles.

También puedes leer: Coronavirus, un nuevo y extraño síntoma aparece: la parosmia