Covid, el virus mutó y se propaga más: punto de inflexión para la vacuna

La nueva cepa estudiada por los científicos es ahora la cepa más común en Europa, y se transmite más rápido. Pero hay buenas noticias en el frente de la vacuna.

Un nuevo estudio publicado en Science y realizado por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y la Universidad de Wisconsin – Madison encuentra que el Sars-Cov-2 ha cambiado y se está extendiendo más rápidamente en todo el mundo. Sin embargo, esta evolución puede haberlo hecho más vulnerable a la vacuna. La nueva cepa, llamada D614G, ha surgido en Europa y se ha convertido en la más extendida a nivel mundial. Los investigadores han demostrado que se replica más rápido y tiene una mayor transmisibilidad que la que se originó en China, iniciando la pandemia.

También hay buenas noticias. Los científicos de la UNC han descubierto que la cepa D614G no está asociada con formas más severas de Covid-19, y parece ser más débil cuando se combate con medicamentos de anticuerpos.

«El D614G excede y supera la cepa original en unas 10 veces, y se replica de manera extremadamente eficiente en las células epiteliales de la nariz, el principal sitio potencial de transmisión entre humanos». Así lo informó Ralph Baric, un epidemiólogo e inmunólogo que ha estado estudiando los coronavirus durante 30 años y llevó a cabo el estudio. El médico también participó en el desarrollo de remdesivir, el primero de los tratamientos Covid aprobados por la FDA, la agencia de medicamentos de los Estados Unidos.

Los investigadores especulan que la nueva cepa se ha convertido en la cepa dominante debido a una modificación de la proteína Spike, llamada así por su forma – en inglés «spike» significa «punta» – y que constituye la corona que identifica a los virus de la familia Sars-Cov-2.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Covid, el virus mutó y se propaga más

Con esta mutación, las puntas de la proteína Spike se abren, permitiendo que el virus infecte las células más eficientemente, pero también creando una vía hacia el núcleo ventricular del propio virus. Estas aberturas permiten que los anticuerpos se infiltren y neutralicen el coronavirus fácilmente.

Por eso la nueva cepa puede ser más inmune a la vacuna que la cepa originaria de China.

«Sars-Cov-2 es un patógeno humano completamente nuevo, y su evolución es difícil de predecir. Constantemente surgen nuevas variantes, como la conocida como Grupo 5, identificada en el visón en Dinamarca. Para proteger la salud pública, debemos continuar rastreando y comprendiendo las nuevas mutaciones que afectan a la gravedad de la patología, la transmisibilidad, el rango de posibles huéspedes y la vulnerabilidad a la inmunidad inducida por las vacunas», explicó Raph Baric.

También puedes leer: ¿La vacuna rusa Sputnik es más efectiva que la de Pfizer?