LifeStyle

Crossdressing: hombres y mujeres que se sienten cómodos usando ropa del sexo opuesto

La sociedad va cambiando cada día y con ella algunas de las normas que han dado paso cada vez más a la libre elección y comportamiento de cada individuo, especialmente en la forma como cada uno quiera vestirse. La ropa es un indicativo de lo que somos y de lo que queremos ser, esta es una forma en la cual nos comunicamos con el resto y no solo una manera de cubrir nuestra desnudez. Si bien es cierto que cada persona se siente cómoda utilizando un tipo de ropa específica, también se debe saber que seguramente aun haya un gran número de persona que no crea en este tipo de libertades al momento de salir a la calle.

La adolescencia actual es muy consciente de esto, por lo que muchos de ellos prefieren definirse como “gender fluid”. Pero ¿Qué quiere decir esto? Significa que ellos no se sienten identificados con ningún género en específico, haciendo que incluso las marcas de ropa hayan querido adaptarse con tal de conseguir más ventas, aumentando la creación de prendas consideradas unisex. Si bien cada uno de ellos se viste según lo que les agrada, para ellos solo se trata de sus gustos personales y de la mejor forma para experimentar la ropa de un modo nunca antes visto en las generaciones pasadas.

También hay casos específicos en los que las personas con un género ya definido se empiezan a sentir más cómodas con la ropa del género opuesto que con la de su mismo género biológico. Aquí es donde entramos en el campo del Crossdressing. Esta práctica puede darse tanto en hombres como mujeres y hace alusión a personas que han decidido rechazar cualquier definición o estereotipó dado por la sociedad en nombre de su bienestar y comodidad en el ámbito de la ropa.

¿Qué separa al travestismo de la orientación sexual?

El travestismo no tiene relación alguna con la orientación sexual, ni con la percepción de género y mucho menos con los trastornos psicológicos. Un hombre heterosexual que practique el Crossdressing se siente perteneciente al género masculino y siente atracción por las mujeres, solo que este no se siente tan cómodo con pantalones como lo haría con una falda. Todo va en los gustos personales de cada uno, pues la ropa solo es una manera de ser creativo y un recurso para la libre expresión. Sin embargo, a diferencia de los transexuales, los travestis no ven en la ropa una forma de reafirmar su sexualidad o género ante la sociedad.

Ejemplos de travestismo y hombres heterosexuales en famosos.

Los famosos han hecho del gender fluid su batalla del día a día. Algunos ejemplos de estos son la línea de esmaltes lanzada por Fedez, hasta la falda que suele usar Harry Style. Para ellos el objetivo es el mismo: luchar en contra de un ideal de virilidad y de la masculinidad tóxica a la cual no pertenecen la mayoría de los hombres. Para Harry la idea de que haya ropa exclusivamente para hombre y para mujer es rechazada, y prefiere demostrarlo diariamente en su manera de vestir, lo que lo ha llevado a convertirse en el primer hombre en posar para la famosa revista Vogue.

También existe un caso femenino. Fue el caso de Zendaya, la cual posó para CQ vestida con ropa de hombre y la cual afirma que siempre se ha sentido más cómoda con ese tipo de vestimenta. Definitivamente los tiempos han cambiado y ahora lo más importante es expresarse libremente respetando a las demás personas.

Publicaciones relacionadas