LifeStyle

Descubre los alimentos que pueden mejorar tu estado de ánimo

Como todos sabemos, los alimentos nos aportan todos los nutrientes saludables e indispensables para nuestro sistema nervioso, y muchos de ellos favorecen a nuestro estado de ánimo y buen humor. Solo debemos elegirlos bien y saber combinarlos de manera apropiada.

Cuando elegimos los alimentos adecuados, aquellos que le dan al cuerpo la energía apropiada, los niveles de azúcar en la sangre se equilibran, activando así la producción de serotonina que es un neurotransmisor cerebral que modera los estados anímicos de las personas.

La relación entre los alimentos y trastornos como la depresión es cada vez más alta. Para muchos médicos, la creencia de que la comida es importante para establecer una disminución en el estado anímico se fortalece.

Estos son algunos de los alimentos que te ayudan a mejorar tu estado anímico:

Agua: tomar agua es fundamental para nuestro estado de ánimo. En ocasiones cuando nos sentimos cansados o deprimidos, es por no ingerir las cantidades de agua que nuestro cuerpo necesita, ya que confundimos el cansancio con deshidratación.

Carbohidratos o azúcares: son la fuente de energía básica de nuestro organismo y aumentan los niveles de serotonina. Cereales como el arroz, la pasta y el pan se procesan lentamente, conservando estables los niveles de azúcar y energía en la sangre, determinando así el estado de ánimo. Se recomienda distribuir los carbohidratos en todas las comidas.

Café, té y chocolates: estos alimentos estimulan los neurotransmisores cerebrales, ya que contienen sustancias que mejoran momentáneamente la somnolencia o concentración, característico de personas deprimidas, y la energía del cuerpo en general.

Brócoli, papas, carne de pavo y uvas: aumentan los niveles de melatonina y serotonina que ayudan a regular el estado de ánimo y las emociones.

Espárragos, coles de Bruselas y espinacas: contienen ácido fólico o vitamina B9, que ayudan al cuerpo a obtener nuevas células y regula la serotonina.

Carnes y legumbres: contienen hierro que es fundamental para la función cerebral y cognitiva, ya que los niveles bajos de hierro provocan fatiga y depresión.

Almendras y maní: están compuestas por magnesio, el cual es un componente básico en el desarrollo de la serotonina, que ayuda a regular las emociones y la felicidad.

Avena: su contenido alto de vitaminas del complejo B (B1 y B2), fibra, hierro y zinc, ayudan a calmar el estrés.

Fresas: contiene fibra soluble, que ayuda a alargar la digestión, haciendo que los niveles de azúcar permanezcan estables, lo que se convierte en menos cambios de humor e irritaciones.

Jamón: es una buena fuente de vitamina B12, que cuando se está en niveles bajos, se asocia a depresión. Sirve para levantar el ánimo.

Leche y sus derivados: son buena fuente de triptófano, que es un aminoácido esencial generador de serotonina, sustancia importante en el estado de ánimo.

Pescado: los pescados de agua fría, como las sardinas, los salmones o caballas, son ricos en ácidos grasos como Omega 3, que según los especialistas los niveles bajos de estos ácidos se asocian con depresión. Los peces azules también son ricos en vitamina B12.

Publicaciones relacionadas