LifeStyle

¿Cuándo beber agua para bajar de peso?

Un estudio científico publicado en la revista médica Obesity, encontró que beber un vaso de agua antes de cada comida principal ayuda a reducir el peso corporal. En realidad, esto permite aumentar la sensación de saciedad y contener el hambre, reduciendo el apetito antes de las comidas y evitando los atracones.

Asimismo, beber agua también evita consumir demasiadas grasas y calorías a quienes anhelan adelgazar, dado que el agua ayuda a metabolizar el exceso de grasa. Beber agua en lugar de jugos de frutas, refrescos o cualquier bebida azucarada, es excelente para cualquier tipo de dieta.

Pero ¿Cómo debemos hacerlo?

La recomendación es beber siempre en pequeños sorbos, ya que beber mucha agua de una sola vez realmente no es la forma adecuada para perder peso, porque sobrecarga los riñones. Por lo tanto, beber en pequeñas cantidades también permite regular los procesos metabólicos. Cuanto más pequeño es el sorbo, más se beneficia el organismo.

¿Por qué beber agua realmente ayuda a perder peso?

Beber agua contribuye a perder peso porque aumenta el volumen gástrico e induce una sensación de total saciedad. En consecuencia, tendemos a sentirnos llenos antes de tiempo. Ingerir mucha agua también te permite adelgazar porque hidrata y de esta forma elimina la retención de líquidos y la celulitis. El agua ayuda a drenar el exceso de líquidos en el organismo y soluciona los problemas relacionados con la hinchazón de las piernas.

Otros beneficios para la salud del consumo de agua

  • El consumo constante de agua ayuda a regular la presión arterial y el sistema cardiovascular.
  • Es excelente para el sistema urinario, ya que le permite con mayor facilidad al organismo excretar los desechos.
  • Beber agua facilita la expulsión espontánea de piedras del cuerpo.
  • Asegura un mayor control del colesterol porque disminuye el malo en un 15% y aumenta el bueno en un 10%.
  • Limpia el hígado.
  • Tiene un efecto antienvejecimiento en la piel, puesto que la hace más flexible y luminosa.
  • Hidrata y fortalece el cabello y las uñas.
  • Beber agua ayuda al cerebro, evita dolores de cabeza y pérdida de atención por desequilibrio hídrico.

¿El agua con gas te hace a perder peso?

El agua con gas no engorda, como lo aseguran algunos sitios web. Su acidez no es un factor importante, debido a que es anulada por las secreciones salivales. A nivel nutricional, se puede decir que está libre de grasas y calorías, y su gas favorece la expulsión del aire favoreciendo la digestión. Sin embargo, no es recomendable para aquellas personas que sufren enfermedades como gastritis, reflujo gastroesofágico y úlceras, ya que en estos casos son muy sensibles a las bebidas carbonatadas. Además, hay que tener cuidado porque beber agua con gas puede estimular el hambre. No obstante, hasta el momento no existen confirmaciones científicas reales de todo esto.

Publicaciones relacionadas