LifeStyle

¿A qué hora del día debemos dejar de tomar café?

La ciencia es clara: debemos dejar de tomar café mucho más temprano en el día de lo que pensamos si no queremos tener una noche perturbada. El café de la tarde normalmente debe ser el último …

El café se presenta a menudo como un falso amigo del que no se debería abusar demasiado, y es cierto, pero rara vez hablamos de su lado positivo. Se ha demostrado que la bebida frena el envejecimiento y, más recientemente, que ayuda a reducir el riesgo de Alzheimer y Parkinson, siempre que se mantenga un consumo sostenible. A corto plazo, da un bienvenido impulso después de la pausa del almuerzo, y algunas veces incluso a la hora del té, mientras que todavía tenemos algunas horas pendientes en la oficina. Sin embargo, debemos tener cuidado de no beberlo de forma incorrecta si no queremos sufrir las consecuencias antes de acostarnos. Un estudio, publicado en la revista Sleep Science Journal of Clinical Sleep Medicine, sostiene que es aconsejable dejar de tomar café después de 14 horas, o más precisamente 7 horas antes de irse a la cama, si no queremos tener una noche perturbada.

Entre las 10 de la mañana y el mediodía, el momento perfecto.

Cuatro investigadores estadounidenses realizaron un experimento con participantes, a quienes les pidieron que tomaran un café por la tarde y por la noche. Mientras que la mayoría de ellos lograron conciliar el sueño sin preocuparse, los análisis de la calidad del sueño mostraron que la ingesta de cafeína justo antes de acostarse, 3 horas antes e incluso hasta 6 horas antes (incluso si los participantes no sintieron los efectos de la cafeína) tuvo un impacto negativo en el sueño nocturno. ¿La razón? Los cafés tardíos interrumpen el reloj biológico, como ya lo han demostrado los investigadores estadounidenses y británicos: beber el equivalente a un espresso doble 3 horas antes de irse a la cama puede hacer avanzar el reloj biológico (y, por lo tanto, los ciclos de sueño) alrededor de una hora. Estas conclusiones son válidas para todas las bebidas que contengan cafeína, incluidos los refrescos y las bebidas energéticas, que es mejor dejar de lado después de las 14 horas aproximadamente. Últimas recomendaciones: nos aseguramos de tomar una taza de café entre las 10 am y el mediodía, momento en el que el cuerpo más lo necesita y se beneficia de ello, y no ingerimos más de 4 tazas al día. Esto puede ser impensable para los adictos al café, pero la ciencia es clara: ¡es para tu bien!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *