Belleza

¿Cuánto sol se necesita para obtener un bronceado perfecto?

Conseguir un bronceado perfecto ha de ser la meta de muchos para este verano, pero ¿Se puede aspirar a esto sin poner en riesgo nuestra salud? Para responder a esta pregunta es importante repasar el proceso y los beneficios de un bronceado sin excesos, esto para aprender a disfrutar de las propiedades del sol sin tener que lidiar con las quemaduras y los eritemas.

¿Cuánto sol hace falta para broncearse sin que llegue a ser excesivo?

La piel no necesita ser expuesta todo el día para obtener un bronceado envidiable. De hecho, aquellos que tienen la piel clara y se broncean con dificultad, sabrán que aumentar el tiempo de exposición al sol no tiene efectos positivos en el bronceado y que provoca eritemas, quemaduras solares y grietas. Lamentablemente, la capacidad de la piel para obtener un bronceado depende de factores genéticos, y permanecer al sol más tiempo del necesario sin protección solar o sin productos que favorecen el bronceado solo puede conducir a quemaduras solares y efectos no deseados en la salud.

La buena noticia es que también es posible obtener un buen bronceado estando bajo la sombrilla y usando protección solar dependiendo de tu tipo de piel. Las reglas a tener en cuenta para conseguirlo sin llegar a los excesos y sin riesgos para la salud son sencillas:

  • La mejor opción es exponerse gradualmente a los rayos del sol, siempre utilizando un protector solar alto durante los primeros días y uno medio en los siguientes.
  • Trata de exponerte al sol durante una o dos horas al día según tu tipo de piel, siempre a primera hora de la mañana y a última de la tarde, empleando protección solar.
  • Pasa la mayor parte del tiempo estando bajo una sombrilla, especialmente si se trata del periodo entre el mediodía y las 16 horas.
  • Después de estar bajo los rayos del sol, hidrata tu piel usando una crema que sea rica en antioxidantes como la vitamina E.
  • Las personas de piel clara y los niños deben llevar sombrero y ropa ligera que proteja tanto como sea posible de la radiación solar.
  • Evita los rayos del sol si pasas por enrojecimiento o eritemas.

Pros y contras de la exposición al sol.

La exposición adecuada a los rayos solares es un factor importante para la buena salud, ya que permite al organismo sintetizar la vitamina D partiendo del colesterol que se encuentra en las membranas de las células de la epidermis.

La vitamina D juega un papel muy importante en la absorción del calcio, el principal mineral presente en nuestro esqueleto, por lo tanto, cuando hay una carencia de esta vitamina, aparece el raquitismo en los niños y la osteoporosis en los adultos. Se ha comprobado que el organismo solo necesita treinta minutos al día para sintetizar la vitamina D necesaria, además de que la cantidad de exposición varía según el tipo de piel, la latitud y la estación del año. Por otro lado, la exposición excesiva al sol puede ser responsable de varios daños considerables en el organismo, de hecho, los rayos UVB potencian la inflamación de la piel, la aparición de eritemas y, si la exposición es continúa, quemaduras solares que pueden ser más o menos graves.

Además, se ha demostrado que los rayos UVB provocan daños y mutaciones en el ADN de las células de la epidermis que en la mayoría de los casos son corregidas por el organismo, pero cuando los daños son causados por los rayos UVA, dan lugar a la formación de radicales libres. Los radicales libres son moléculas inestables que reaccionan con las moléculas de nuestro cuerpo, afectando a las membranas celulares, las proteínas y el ADN celular. Por lo tanto, los rayos del sol son responsables de varias complicaciones que, si no se previenen a tiempo, pueden dar lugar a la aparición de cánceres de piel, motivo por lo que es importante no excederse con el sol y tratar de broncearse sin llegar a los excesos.

Síguenos en Google Noticias