¡Cuidado! Estás en riesgo si pasas mucho tiempo sentado

Si uno de los requisitos de tu trabajo es estar sentado durante muchas horas es posible que con el paso del tiempo desarrolles serios problemas de salud. Hoy te hablaremos de esos problemas y el método para evitar que estar sentado afecte tu calidad de vida.

Si lo piensas bien, estamos sentados la mayor parte del día, al momento de comer, en el transporte público o coche, en el mostrador u oficina de nuestro trabajo y muchas otras situaciones similares que requieren de que estemos constantemente sentados.

¿Es este tu caso? Muchas personas permanecen sentadas durante más de 12 horas cada día.  Sin embargo y aunque no lo creas, sentarse no es algo natural para el ser humano, y, de hecho, este estilo de vida es perjudicial para su salud.

Se ha demostrado que estar sentado puede provocar muchos problemas de salud, entre ellos dolores frecuentes e incluso enfermedades artríticas, debido a la ausencia de movimiento muscular, enfermedades inflamatorias, mala circulación de la sangre, aparición de varices, ralentización del corazón y mala circulación del oxígeno, enfermedades del corazón, aumento del colesterol malo en la sangre y del peso corporal. Además, una mala postura suele provocar dolor de cuello y hombros, sin mencionar que el dolor de espalda puede llegar a ser constante, entre muchos otros síntomas y problemas que dependen de la condición física de la persona.

¿Cómo se pueden evitar este tipo de problemas?

Como mencionamos anteriormente, mantenerse sentado tiene muchos peligros para la salud y el bienestar físico en general. Sin embargo, es un problema que se puede tratar de formas muy sencillas. Veamos algunas sugerencias para reducir el tiempo que pasamos sentados:

  1. Levántate regularmente en tu trabajo a caminar, estirar los músculos y sacudirte.
  2. Da un pequeño paseo de cinco minutos cada hora en los que subas escaleras unas 3 veces.
  3. Realiza ejercicio durante al menos 40 minutos al día para reducir la presión arterial y los niveles de colesterol.
  4. Usa de pie el transporte público.
  5. Aparque tu coche a unos 15 o 20 minutos a pie de tu trabajo para hacer ejercicio pasivo.
  6. Utiliza la bicicleta para ir al trabajo y regresar a casa.
  7. Estira las piernas por debajo o por encima del escritorio de tu oficina.
  8. Usa las escaleras en lugar del ascensor cuando tengas que visitar edificios.
  9. Por último, convierte tu puesto de trabajo en un espacio lo más cómodo posible, desde tu silla, escritorio, monitor de ordenador, hasta banco de trabajo para que puedas cambiar de posición con frecuencia e incluso trabajar de pie.