¡Cuidado! Estos 10 alimentos “saludables” en realidad hacen mucho daño

100% natural es lo que dicen la mayoría de envoltorios y etiquetas de muchos alimentos actualmente, pero, es muy complicado saber si esos alimentos realmente son naturales o se trata solo de publicidad. Si tu prioridad es consumir alimentos naturales, aquí te mostramos como identificar comida que no es tan saludable como la pintan, además, te damos alternativas saludables para que no tengas que dejar de consumir tus platos favoritos.

  1. Margarina

La margarina contiene menos grasas que la mantequilla, pero presenta muchos riesgos para la salud. Las grasas trans que contiene la margarina contribuyen a las enfermedades cardiacas, algunos tipos de cáncer, problemas óseos y afectan el equilibrio hormonal. El procesamiento de los aceites vegetales libera radicales libres que contribuyen al deterioro celular. Una alternativa de la margarina es la mantequilla de vacas alimentadas únicamente con pasto, rica en CLA, sustancia que ayuda a controlar el peso corporal a largo plazo y la buena salud.

  1. Endulzantes artificiales.

No es correcto decir que los endulzantes artificiales son más saludables que la azúcar común, estudios recientes señalan que estos endulzantes pueden estimular el apetito por los carbohidratos que contienen y estimulan el almacenamiento de grasas, aumentando paulatinamente de peso. Los endulzantes artificiales le hacen creer al cuerpo que está recibiendo azúcar, pero no es así, lo cual hace que haya problemas de salud a futuro. Una alternativa a los endulzantes artificiales o el azúcar común es endulzar con miel 100% orgánica.

Enlaces patrocinados
  1. Carne procesada.

Jamón, salchichas, chorizos, salami y los embutidos en general, provienen de animales que han sido criados bajo una dietas limitadas y cargadas de hormonas, antibióticos y otras sustancias para potenciar su crecimiento. Este tipo de carne generalmente está llena de conservantes, químicos aromatizantes y colorantes, sustancias que pueden ser dañinas a largo plazo y generar algunos tipos de cáncer. La mejor alternativa es dejar de consumir embutidos o hacerlo lo menos posible.

  1. Aceites de origen vegetal.

Los aceites vegetales son altamente procesados y al consumirlo en grandes cantidades causan desequilibrio en los ácidos grasos que son esenciales en el cuerpo. Los aceites vegetales en exceso convierten el colesterol bueno en colesterol malo y oxidándolo. Cuando se usan aceites vegetales poliinsaturados como los de maíz, soja o colza se introduce en el organismo colesterol oxidado. La mejor alternativa es usar aceite de coco, ya que es mecho menos susceptible al calor.

  1. Leche entera.

La leche de vaca que pasa por el proceso de pasteurización pierde casi todos sus nutrientes y propiedades. Por lo tanto, no se obtienen vitaminas y minerales naturales, sino elementos sintéticos que son adicionados por los productores. Una taza de leche que proviene de una fábrica puede no contener ninguna de las propiedades naturales de la leche. Hay muchas alternativas, una muy recomendada es la leche de coco, altamente nutritiva en fibra, vitaminas C, E, B1, B5, B6 y contienen minerales como hierro, selenio, sodio, calcio, magnesio y fósforo.

  1. Tomates en lata.

BPA es una sustancia tóxica que recientemente se ha agregado a la lista de sustancias que causan problemas de salud como: anomalías reproductivas, problemas neurológicos, cáncer de mama, cáncer de próstata, diabetes y problemas cardiacos. El alto nivel de acides que tienen algunos los alimentos permiten que el BPA que contiene la lata pueda penetrar hasta cubrir todo su contenido. La principal alternativa es evitar los enlatados, compra frutas y verduras frescas o compra alimentos en envoltorios de vidrio.

  1. Palomitas de maíz en microondas.

Las palomitas para microondas están cubiertas de químicos que se usan para evitar que la grasa escape, estas sustancias se ingieren y es sabido que tienen consecuencias en el sistema endocrino. Investigaciones han determinado que estas sustancias llamadas PFC son probablemente cancerígenas, causantes de infertilidad, enfermedades de la tiroides y problemas en el sistema inmunológicos. La principal alternativa es consumir maíz natural y evitar cualquier producto que contenga PFC.

  1. Soja

La soja suele venderse como un producto saludable, pero debes saber que aproximadamente el 95% de los granos cultivados de soja que generalmente consumes han sido genéricamente modificados. Los granos de soja son utilizados para crear el aislado de proteína de soja y son cultivados con cantidades alarmantes de un herbicida llamado Roundup. El ingrediente activo de este herbicida modifica el equilibrio hormonal, afectando al ciclo reproductivo femenino. Estudios señalan que la soja no fermentada es responsable de problemas digestivos, problemas en el sistema inmunológico, trastornos reproductivos, enfermedades cardiacas y algunos tipos de cáncer. La única alternativa es elegir soja orgánica que haya sido correctamente fermentada.

Enlaces patrocinados
  1. Sal para la mesa.

La sal es necesaria para la vida, pero la que encontramos generalmente en la mesa o alimentos procesados no lo es. La sal procesada es 98% cloruro de sodio y el 2% sobrante suele estar compuesta de yodo, hierro u otros complementos, además de agentes antiaglomerantes. Una alternativa buena es comenzar a consumir sal sin que haya sido refinada, como la sal marina.

  1. Jugos de fruta.

Los efectos que tienen los jugos de fruta en el metabolismo son similares a los que tienen las bebidas gaseosas. Ambas bebidas contienen cantidades similares de calorías y azúcar, por lo que no son recomendadas para llevar una dieta. La mejor alternativa es consumir jugos sin azúcar o cambiar los jugos por el té.

Elegir productos 100% naturales puede ser difícil y confuso, teniendo en cuenta que existe mucha publicidad engañosa en el mercado, lo importante es conocer bien que productos son de origen natural y que métodos se usan para conservarlos.

Enlaces patrocinados