¡Cuidado! Nunca combines Coca-Cola con estos 5 alimentos

Si no quieres sorpresas desagradables, por nada del mundo combines Coca-Cola con alguno de estos alimentos que te mencionamos a continuación.

Indudablemente, la Coca-Cola es una de las bebidas azucaradas no alcohólicas más ingeridas en el mundo. De hecho, una lata de 33 cl puede contener aproximadamente una cantidad de azúcar igual a 10 cucharadas de café.

Inclusive las referencias light y zero, de las que se afirma no incluyen azúcar, están llenas de ella. En realidad, el azúcar solo se reemplaza por un edulcorante artificial como el aspartamo, el cual no se le conocen propiedades beneficiosas para nuestro organismo.

Sin embargo, aunque no es una bebida nada saludable y consumirla implica varios problemas para nuestra salud como obesidad, problemas de presión e incluso caries, algunos recomiendan beberla ocasionalmente para solucionar ciertos padecimientos cotidianos, como son:

  • Al tener un alto contenido de azúcar, algunas veces podría ser bueno beberlo en caso de una caída de azúcar repentina.
  • Gracias a la presencia de cafeína, beberlo ocasionalmente ayuda a contrarrestar las migrañas.
  • Se recomienda su consumo debido a la presencia de dióxido de carbono.

No obstante, combinar Coca-Cola con ciertos alimentos puede ser incluso más peligroso que beberla con frecuencia y de manera individual.

Estos son los 5 alimentos que no debes combinar con Coca-Cola:

Leche.

Beber Coca-Cola luego de un tiempo corto de haber consumido leche o comer alimentos que contengan productos lácteos, puede causar una acidez estomacal muy severa. Esto se origina porque la caseína de la leche se separa del suero, coagulando y permitiendo que la digestión sea más lenta y molesta.

Salsa picante.

Este tipo de salsas deben su picante a la capsaicina que se presenta en forma de aceite. Por otro lado, la Coca-Cola se compone principalmente de agua que, por consiguiente, no puede absorber la capsaicina. Asimismo, las sustancias picantes tienden a aumentar la temperatura corporal y como ya sabemos, la Coca-Cola cuando se expone a altas temperaturas se transforma en ácido sulfúrico conduciendo inevitablemente al ácido estomacal.

Caramelos de menta.

De ninguna manera se le ocurra combinar estos dos alimentos, ya que esto provocaría una especie de explosión. Realmente, la unión entre la Coca-Cola y la efervescencia del caramelo, produce una reacción química muy explosiva. El estómago no explotará, pero puede llegar a sentir un dolor repentino insoportable.

Café.

Tanto la Coca-Cola como el café contienen altas cantidades de cafeína que, combinadas, pueden causar alteraciones del sueño, acidez estomacal, indigestión, hipoglucemia y deshidratación.

Pan dulce.

Llamado también pan de pascua. Ambos contienen una gran cantidad de azúcar que, si se consumen juntos, podrían causar un aumento elevado de la glucosa en sangre.